El estadio Nuevo Los Cármenes acogía en la noche de hoy uno de los partidos más dramáticos de su historia contemporánea. Una victoria daba mucha vida en la lucha por la salvación; una derrota practicamente condenaba a los rojiblancos al pozo de la segunda división. Finalmente y, a pesar de los tintes dramáticos con los que se iniciaba dicho partido, la noche fue una fiesta en el feudo nazarí, con una comunión perfecta entre afición y futbolistas que posibilitó la segunda victoria consecutiva en casa; y la segunda en los últimos tres partidos.

Lucas Alcaraz salió de inicio con: Ochoa, Foulquier, Hongla, Ingason, Gastón Silva, Héctor Hernández, Uche, Pereira, Carcela, Wakaso, Adrián Ramos. Muchos cambios respecto al conjunto que careció de alma alguna en la visita a la SD Eibar. Entre otros, el retorno al once inicial de Mehdi Carcela-González (el mejor del partido); la titularidad de Wakaso y la entrada del canterano Hongla en el eje de la zaga defensiva. Por tanto, once renovado pero que funcionó a las mil maravillas y, es que el acierto nazarí fue el detonante de un partido más equilibrado de lo que dicta su marcador.

La afición granadina no falló una vez más y, calentó el ambiente con un tifo al que se sumaron miles de gargantas que pedían al unísono con el himno que su equipo respondiera a las necesidades demostradas. Y así fue. Primera parte de las que no se recuerdan por el Nuevo Los Cármenes con un plan que funcionó. De nuevo y, al igual que contra la UD Las Palmas, el Granada CF jugó a la contra con salidas rápidad de Wakaso, Carcela y Ramos. Y en una de estas salidas, el propio marroquí batía con mucha delicadeza a Adán picándole el balón ante el delirio de la afición nazarí. Pronto, a los 10 minutos, Ramos se unía a la fiesta con un remate inapelable a centro del debutante como titular Héctor Hernández, que a pesar de bailar con la más fea (Rubén Castro caía a su banda); demostró su valía para el lateral granadino. Finalmente, la locura de goles se cerraba con un nuevo tanto de Pereira al empujar un rechaze de Adán a tiro de Carcela.

Si se apuntaba a falta de gol en el equipo de Lucas Alcaraz, lo cierto es que en 15 minutos se ponía punto y final a un encuentro muy importante. Además y, para disfrute de la afición, que despedía a los suyos al grito de olé, olé y con una sonora ovación; los aficionados verdiblancos desplazados en masa caían decaidos por el despropósito de los suyos, que llegaban tarde a todas las acciones; como demuestra el hecho de que cometieron 1 falta en 45 minutos por 9 del Granada CF. Por consiguiente, 3-0 al descanso y 45 minutos para lograr la tercera victoria del curso.

Ya en la reanudación, el partido se convirtió en un choque de trenes entre un Granada CF que quería hacer más daño y regalarle una goleada a su afición como forma de pedir perdón por el 4-0 en contra ante la SD Eibar y, un Real Betis que se fue arriba sin acierto en busca de una remontada imposible. De hecho, el aspecto más destacable del partido de hoy, es la soledad de Ochoa en la meta, puesto que, el Betis ha cerrado un partido nefasto en ataque en el que no han probado practicamente al meta mexicano. Tras un inicio de segundo tiempo tranquilo, una contra del Granada CF posibilitó el segundo gol del partido y con la elástica nazarí de Adrián Ramos, que con su trabajo diario se va ganando a una afición necesitada de un delantero de sus características. Justo después, una pelea en la que Pereira, a vista de las imágenes no hace nada, el canterano del Manchester United era expulsado del partido al igual que Nahuel (duró 3 minutos en el partido). Por tanto, 10 contra 10 en un partido marcado por ese 4-0 nazarí.

Tras tales acontecimientos, los cambios se sucedieron, produciéndose así el debut con la elástica rojiblanca de Paniagiotis Kone justo después de que Petros anotara el gol de la honra para los verdiblancos en un gran remate de cabeza ante el que nada pudo hacer Ochoa (en uno de los pocos disparos a puerta del conjunto bético). Finalmente, el partido decayó en ritmo e intensidad y con el paso de los minutos ambos conjuntos deseaban el final del encuentros. Unos para celebrar la victoria y, otros para olvidar una dura derrota y centrarse en el derbi del próximos fin de semana ante el Sevilla FC.

4-1 fue el resultado final del encuentro. Victoria abultada y vital para el Granada CF que toma aire y se acerca a la zona de la salvación. Fiesta en el Nuevo Los Cármenes; perdón y reconciliación entre plantilla y afición; buen juego de los nazaríes y, sobre todo intensidad. Aquella intensidad que permitió una victoria ante la UD Las Palmas, ha permitido que el Granada consiga 6/6 en el feudo rojiblanco en los últimos dos partidos. La única mala noticia a una noche redonda es la baja de Pereira para la visita a Bilbao, próxima parada de un renacido (visto el partido de hoy, algo que habrá que mantener) Granada CF.

Primera División pasa por San Mamés

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Ochoa, Foulquier, Hongla, Ingason, Gastón Silva, Héctor, (min 71 Cuenca), Uche, Pereira, Carcela, (min 78 Carcela), Wakaso, (min 69 Samper), Adrián Ramos

Real Betis Balompié: Adán, Piccini, (min 69 Cejudo), Mandi, Donk, (min 46 Sanabria), Tosca, Durmisi, Rubén Pardo, Petros, Jonas Martín, Álex Alegría, (min 61 Nahuel), Rubén Castro

GOLES: 1-0 min 18 Carcela, 2-0 min 28 Adrián Ramos, 3-0 min 33 Pereira, 4-0 min 64 Adrián Ramos, 4-1 min 75 Petros

Árbitro: Daniel Ocón Arráiz

Incidencias: Partido correspondiente a la jonada vigesimo-tercera en el campeonato Nacional de Primera División, celebrado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 15.952 espectadores (Granada)

Imagen: twitter oficial del Granada CF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here