Dura derrota del Covirán Granada por 76-63 ante el Cambados Cidade Europea do Viño, que perdió la condición de colíder de la LEB Plata, en un encuentro que los locales remontaron tras el descanso gracias a su gran capacidad anotadora. Vencer en O Pombal, donde solo habían triunfado Ávila y Navarra, era un objetivo difícil, añadiendo también el largo trayecto para llegar a la ciudad pontevedresa. El conjunto rojinegro hizo una buena primera mitad, intentando beneficiarse de la derrota del Lucentum en Valladolid. Pero en la segunda mitad se despertó el Xuven, y nada se pudo hacer. Adrián Chapela con 9 puntos al inicio del tercer cuarto fue clave para darle el mando del partido a su equipo. El máximo anotador del encuentro fue Brantley Osborne con 16 puntos. El mejor del Covirán fue Tyran De Lattibeaudiere con 13 puntos y 22 de valoración.

 

Dos canastas consecutivas del Cambados Cidade Europea do Viño inauguraron el electrónico de O Pombal. El Coviran Granada tomó el mando del choque e impuso su ritmo. Los visitantes, con su buen hacer en pista, dejaron a su rival en tan sólo 10 puntos anotados durante los primeros 10 minutos. Destacaron Jesús Fernández y De Lattibeaudiere, que asumieron el mandato del choque, quedando el marcador en el primer cuarto con un 10-18.

En el segundo cuarto, el Covirán no mostró su mejor cara y el rendimiento se resintió cuando los titulares abandonaron el terreno de juego. Los locales, espoleados por su gran afición, saltaron con una marcha más, provocando un parcial de 13-3, en el que un triple de Carlos Corts sobre la bocina de posesión evitó una mayor sangría, permitiéndole sumar tres puntos en los primeros minutos. La vuelta a pista de Jesús Fernández volvió a darle luz al ataque rojinegro, que encadenó un parcial de 0-9 para irse al descanso con un marcador de 25-32.

Después de su paso por vestuarios, el Xuven Cambados fue otro. Más intensa, y con una mejor defensa, pero sobretodo con un potente juego ofensivo, que le llevó a meter 51 puntos, más del doble que en los dos primeros cuartos. De nada sirvieron los esfuerzos de los granadinos en defensa. Los locales la enchufaban de todos los colores. La interrupción de Adrián Chapela en el inicio del tercer cuarto, con 9 puntos seguidos, permitió al Cambados dar la vuelta al partido, y junto con Osborne se encargaron de tomar el mando del encuentro, ante un Covirán que no dio abasto para defenderse. Dos triples seguidos de Iván Martínez, devolvieron el pulso al Covirán, y una canasta casi imposible de Alejandro Bortolussi acercaron a su equipo en el marcador (50-48).

En el último cuarto, los locales volvieron al parque como un ciclón. Gracias a una buena defensa, y a un espléndido ataque fueron estirando su ventaja hasta situarse por encima de la decena. El Covirán tardó más de cinco minutos en sumar sus primeros puntos. El Cambados acabó venciendo por 76-63, que lo sitúa empatado en la clasificación junto a la plantilla rojinegra, donde la única buena noticia fue salvar un “average” particular que llegó a estar en serio peligro.

La semana que viene el equipo de Pablo Pin recibe la visita de Agustinos Eras León en el Palacio de Deportes.

 

FICHA TÉCNICA

Cambados Cidade Europea do Viño 2017: Adrián Chapela 9, Charles Nkaloulou 6, Juan Rubio 12, Shota Gelazonia 2 y Brantley Osborne 16 – quinteto titular – Matthew Don 6, Adria Baiget 7, Mauricio Cheda 4, Pedro Romera 6 y Erik Quintela 8.

Coviran Granada: Carlos de Cobos 6, Adrian Bowie 11, Joel Almeida 6, Tyran De Lattibeaudiere 13 y Jesús Fernández 11 – quinteto titular – Alejandro Bortolussi 2, Cristian Uta 2, Iván Martínez 8, Ivan Milekovic 0, Carlos Corts 4, Pablo García  no jugó y Edu Pérez no jugó.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de competición en LEB Plata disputado en el pabellón O Pombal de Cambados ante 600 espectadores, 20 de ellos del Coviran Granada.

 

María Rodríguez Acuyo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here