Real Sociedad y Granada CF disputaban un partido de enorme necesidad para ambos conjuntos. El equipo local necesitaba vencer para no perder el tren europeo tras la victoria de ayer del Villareal CF por 3-1 ante el Real Sporting de Gijón. Por su parte, el Granada CF tenía que ganar sí o sí para intentar no descender de forma automática en el propio estadio txuri-urdin. Una derrota condenaba al Granada, un empate de igual manera, y una victoria propiciaba dormir con la certeza de ser equipo de Primera a la espera de la disputa del partido del CD Leganés. No obstante, no tuvo que darse esta situación, ya que la Real Sociedad ganaba el partido por 2-1 y mandaba al Granada a una Liga 123 asumida por toda la parroquia rojiblanca casi me atrevo a decir desde la derrota en el Molinón.

Tony Adams afrontaba su cuarto partido al frente del equipo nazarí con la misión de ganar un partido y celebrar un gol como técnico granadino. Desde su llegada, tres derrotas con 0 goles a favor y 7 en contra. Para ello, el británico planteó en el césped vasco el siguiente once titular: Ochoa, Foulquier, Ingason, Hongla, Gastón Silva, Uche, Angban, Pereira, Cuenca, Aly Mallé y Adrián Ramos. Muchas novedades en un Granada CF que asumía su más que conocido destino, ofreciendo así la oportunidad de revertir la situación a jugadores de la casa. Hongla, Aly Mallé, Entrena y Estupiñan entraban en una lista de convocados de claro color canterano, en detrimento de futbolistas de enorme peso como Wakaso o Carcela. Por ello, Tony Adams apostó por un Granada rocoso y fuerte con mucho músculo para cortar el juego combinativo de la Real Sociedad.

Lo cierto es que el ritmo lento y apagado que proponía el Granada CF se hizo latente desde el primer minuto, hasta el punto de que el partido deambulaba en continuas pérdidas en el centro del campo, con posesiones largas tanto para realistas como para granadinos. En 22 minutos de juego, lo más destacado era que el Granada llevaba dados 136 pases por los 119 de la Real, hecho que demuestra lo soporífero del partido. Los minutos pasaban, y las ocasiones seguían sin llegar. La primera fue para un Pereira que se encontró con un balón frontal que disparaba a las manos de Rulli. Por parte local, la más importante fue el propio gol en el minuto 44. Oyarzabal ganaba línea de fondo con mucho espacio, y tras otear el horizonte encontraba a un Carlos Vela que agradecía el regalo empujando a la red el primer disparo a puerta de la Real Sociedad.

1-0 al descanso en un partido en el que el Granada no estaba siendo inferior. Tampoco superior. Simplemente no había dominador en un juego trabado y lento. Este resultado mandaba al pozo al Granada CF que necesitaba remontar para tener opciones.

Ya en la reanudación, el partido comenzó con un ritmo totalmente distinto al de los primeros 45 minutos de juego. La Real Sociedad saltaba al césped con una marcha más en busca de la sentencia del encuentro y gozó de ocasiones para ello. Hongla, uno de los mejores del partido, llegaba al quite de un balón que a punto estuvo de cazar Juanmi completamente solo para hacer el 2-0. Por fortuna apareció el camerunés para salvar a su equipo.

Tony Adams dió entrada a un Boga que cambió el partido desde su entrada. Velocidad y desborde para un ataque granadino que carecía de profundidad hasta su entrada. Por ello, en una buena acción ofensiva del conjunto nazarí, Adrián Ramos remataba al fondo de la red con un cabezazo al palo contrario de la ubicación de Rulli. Minutos antes, acción polémica cuando Adrián Ramos encaraba sólo al argentino Rulli y Mateu decretaba un fuera de juego inexistente. La reacción vasca no se hizo esperar, y en la siguiente acción al empate a 1, Juanmi buscaba la escuadra de un Ochoa que con un paradón enviaba el esférico al larguero.

La Real Sociedad se jugaba Europa. El Granada necesitaba un gol más para no descender. El partido se abrió aún más y ambos equipos gozaron de continuos ataques que resolvían los metas con mucha clase. La más clara fue para Oyarzabal, que tras una triangulación realista de enorme calidad técnica, enviaba fuera un balón que Anoeta ya cantaba como el 2-1. El Granada se salvaba a falta de 15 minutos para el final del partido. Finalmente, en una nueva triangulación local, Juanmi volvía a adelantar a los suyos a 5 minutos del final. 2-1 fue el resultado de un partido que deja al Granada fuera de Primera División seis temporadas después.

Colorín colorado para un Granada CF que desciende en la jornada 35. Restan aún 3 partidos de condena para un conjunto nazarí que empezará desde mañana mismo a preparar su retorno a Primera División. Las cosas no se han hecho bien desde el inicio de la temporada. El descenso es más que merecido, pero la parroquia rojiblanca se ha comportado siempre de 10 en defensa de unos colores que siente más que nunca. Toca resignarse, llorar quizás por el descenso, pero Granada y su gente no se rinden nunca. En Segunda volveremos a demostrar que el fútbol granadino goza de buena salud. Los Cármenes tiene que volver a ser un fortín. Hasta entonces, a resignarse en un final liguero más que difícil y duro dada la situación.

FICHA DEL PARTIDO:

Real Sociedad: Rulli, Zaldua, Mikel, Raúl Navas, Yuri, Xabi Prieto, (min 70 Canales), Illaramendi, Granero, (min 58 Zurutuza),Vela, (min 79 Bautista), Juanmi, Oyarzabal

Granada CF: Ochoa, Foulquier, Ingason, Hongla, Gastón Silva, Uche, Angban, Cuenca, Pereira, Aly Mallé, (min 62 Boga), Adrián Ramos, (min 68 Ponce)

GOLES: 1-0 min 44 Carlos Vela, 1-1 min 65 Ramos, 2-1 min 83 Juanmi

Árbitro: Mateu Lahoz

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 35 del campeonato Nacional de Primera División, celebrado en el estadio de Anoeta ante 18.003 espectadores (San Sebastián)

Imagen: Twitter oficial de la Liga Santander

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here