69 días después volvía el fútbol al estadio Nuevo Los Cármenes. En este tiempo, el club granadino ha experimentado numerosos cambios. El principal y más destacado, la llegada al banquillo nazarí de Diego Martínez. En lo que respecta a la plantilla, el límite salarial ha sido el gran adversario de un Granada CF que ha presentado de forma oficial cinco incorporaciones: José Antonio Martínez, Nicolás Aguirre, Fede Vico, Álvaro Vadillo y Rodri.

Tres de ellos han sido titulares en un envite al que los granadinos llegaban con dudas. Las victorias consecutivas (0-1 ante el Marbella FC, 2-0 ante el Real Jaén CF y 0-2 ante el Extremadura UD), así como los empates sin goles ante rivales de entidad (0-0 ante Getafe CF y 0-0 ante Elche CF) confirmaban la solidaridad de un equipo que despertaba ilusión entre toda la afición. Sin embargo, la derrota por 3-2 ante el FC Cartagena en el último compromiso despertaba viejas sensaciones entre una parroquia rojiblanca ansiosa por ver a sus futbolistas en el feudo del Zaidín.

De esta forma, y con el Málaga CF como invitado especial, el estadio Nuevo Los Cármenes abría sus puertas para la celebración del Trofeo Ciudad de Granada. Para tal envite, el técnico gallego apostó por el siguiente once titular: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán Sánchez, Pablo Vázquez, Álex Martínez, Nico Aguirre, Montoro, Vadillo, Fede Vico, Puertas y Adrián Ramos.

Así pues, y con los 22 protagonistas instalados sobre el terreno de juego, dio comienzo a un encuentro en el que los locales salieron dispuestos a dominar la posesión del esférico. No obstante, el ritmo lento (propio del verano) condicionó un partido con muy pocas oportunidades en los primeros 45 minutos de juego. La primera de ellas fue para los visitantes, al rematar Pau Torres un saque de esquina que se perdió directamente fuera.

De jugadas de estrategia iba la cosa. La réplica granadina también llegó desde la esquina. Germán Sánchez se benefició de un barullo dentro del área de Munir para intentar un lanzamiento que se estrelló contra el cuerpo de un zaguero malagueño. Seis minutos más tarde sería turno del Málaga CF. Harper lo hizo todo bien, pero mejor fue la respuesta de Rui Silva con una gran estirada que evitó el 0-1.

Tras dicha acción, el partido se tranquilizó en lo que a ataques se refiere. Hubo que esperar hasta el minuto 28 para encontrar la ocasión más destacada del Granada CF. Dicha acción comenzó con un centro lateral que Fede Vico remató de espuela contra un zaguero malaguista. El rechace cayó en botas de Álex Martínez, el cual no se lo pensó y conectó un golpeo que estuvo muy cerca de acabar en la escuadra de la meta visitante.

La primera parte finalizaría con un cabezazo desviado de Héctor Hernández y un paradón de Rui Silva a disparo de Boulahroud. De esta forma, 0-0 al descanso en un derbi equilibrado.

Ya en la reanudación, Diego Martínez mantuvo el once inicial. El Granada CF disfrutó de grandes minutos, encerrando a un Málaga CF sorprendido por la intensidad inicial de sus vecinos. No obstante, las ocasiones brillaron por su ausencia durante esta fase de dominio, por lo que poco a poco el cuadro visitante fue asentándose sobre el terreno de juego.

Cumplida la hora de partido, el técnico nazarí acometió cuatro sustituciones de una atacada. Adrián Castellano, Quini, José Antonio González y Rodri hicieron acto de presencia en detrimento de Álex Martínez, Pablo Vázquez, Nicolás Aguirre y Adrián Ramos.

Tales movimientos no frenaron a un Granada CF que encontró una nueva oportunidad de gol en las botas de Antonio Puertas. La velocidad de Álvaro Vadillo por banda derecha fue determinante para el transcurso de esta acción. El extremo ganó línea de fondo para colocar un balón atrás que Puertas estrelló contra la manopla del meta malaguista Munir.

El meta visitante, así como las continuas sustituciones hacían presagiar que el 0-0 inicial era inamovible. La última acción del envite estuvo en la cabeza de Germán Sánchez, el cual remató fuera un saque de esquina en el que el Munir se quedó a media salida. Por tal razón, el Trofeo Ciudad de Granada se dilucidaría desde el punto de penalti.

Así pues, y tras un paradón del portero malagueño a lanzamiento de Juancho, el Málaga CF se alzaba con el Trofeo Ciudad de Granada tras vencer por 3-4 en la tanda de penaltis. Por parte local, acertaron José Antonio González, Germán Sánchez y Fede Vico. Por parte visitante, anotaron Adrián González, Iván Jaime, Pau Torres y Fede Vicca.

Nunca es bueno acabar la pretemporada con una derrota en penaltis. Sin embargo, los resultados (3 victorias, 3 empates y 1 derrota), así como encajar en un único partido confirman las buenas sensaciones de un Granada CF que debutará el próximo sábado 18 de agosto ante el Elche CF. Desde ese mismo instante tres puntos estarán en juego, por lo que el nivel de exigencia debe ser incluso más alto que el mostrado hasta ahora.

Imagen: Granada CF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here