Quiero ser sinceros con todos ustedes. Me encanta escribir crónicas y tratar de transmitir a través de mis palabras la sensación que ha dejado el partido. Sin embargo, hoy el Granada CF me ha dejado sin palabras. Los primeros 45 minutos del equipo de Diego Martínez han sido perfectos. Ataques continuos, goles, solidez defensiva y lo que para mí es lo más importante: un hambre voraz. El primer gol llegó excesivamente pronto, pero eso no ha impedido que la primera parte se cerrara con 4 paradones de Carlos Abad, dos palos y tres remates fuera. De esta más acertado, el equipo nazarí podría haber logrado una goleada descomunal.

Diego Martínez confía al 100% en sus futbolistas. A pesar de la derrota del pasado lunes, el técnico gallego ya tiene su once tipo, y lo repitió por segunda semana consecutiva. De esta forma se brindaba una nueva oportunidad a futbolistas como Vadillo (desaparecido ante el cuadro gallego) o Álex Martínez (un error clamoroso suyo fue determinante en la derrota en Riazor) para cambiar las tornas y recuperar el ánimo perdido. Y así fue.

Seis minutos. Ese es el tiempo que tardó el Granada CF en abrir la lata. Víctor Díaz colocó un centro al área que acertó a controlar en el segundo palo Fede Vico. El atacante se la preparó, golpeó y balón a la red. El tanto noqueó al Córdoba, que nunca dio la sensación de poder parar a un inspirado cuadro nazarí.

De nuevo sería protagonista Fede Vico. El atacante cordobés quedó sólo ante el meta visitante, el cual le ganó la partida. El rechace fue para Antonio Puertas, pero de nuevo Carlos Abad evitaba el segundo. Recuerden el nombre de este portero, porque lo van a leer muchas veces durante esta crónica.

La siguiente acción tendría como protagonista a Vadillo. Nuevo mano a mano que el futbolista nazarí no acertó a transformar. Abad se hizo grande y atajó el esférico para mantener en el partido a los suyos. El Granada CF llegaba por todos lados. La defensa blanquiverde ya no sabía que hacer para cortar la sangría. José Ramón Sandoval reaccionó dando entrada a Erik Expósito por Piovaccari, pero no sirvió de nada.

Un nuevo golpeo de Fede Vico fue el preludio del segundo tanto. Acción individual de enorme calidad de Adrián Ramos por banda derecha, balón atrás y gol de Vadillo. Los Cármenes celebraba y festejaba, mientras sus futbolistas ya corrían en busca del tercero. Dicho tanto pudo llegar en tres ocasiones antes de la media hora de juego. En primera instancia, disparo de Puertas a la madera. El rechace quedó para Fede Vico, que también la estrelló contra el larguero. Finalmente, Carlos Abad hizo todo lo que pudo para evitar el 3-0 con otro paradón a Vadillo, que se desesperaba por su falta de puntería.

El primer tiempo se cerraría con una chilena desviada de José Antonio Martínez, y un cabezazo fuera de Adrián Ramos. La ovación fue atronadora. El Granada CF se marchaba al túnel de vestuarios con 2-0 en el electrónico, pero haciendo feliz a toda la afición rojiblanca, que hacía tiempo que no disfrutaba de un partido tan completo de su equipo.

Ya en la reanudación, el envite pudo haber cambiado por completo. Por segunda semana consecutiva se le pitaba una pena máxima en contra al Granada CF. En esta ocasión, el protagonista negativo fue Víctor Díaz. Desde los once metros el Córdoba CF tenía la opotunidad de descontar esa ventaja. Aythami engañó a Rui Silva. Sin embargo, la alegría cordobesa duró 240 segundos. Ángel Montoro, con un golpeo desde fuera del área devolvía la tranquilidad al estadio Nuevo Los Cármenes.

A partir de entonces, el Granada CF empezó a jugar con los tempos del partido. El cuadro nazarí dio un paso atrás y otorgó el dominio territorial al Córdoba CF. Dentro de ese dominio, Jovanovic pudo devolver a su equipo al partido, pero en el consiguiente mano a mano la envió fuera. Ante tal situación, Diego Martínez apostó por Nico Aguirre y el equilibrio volvió hasta el minuto 85, instante en el que Bambock conectó un golpeó durísimo desde la frontal del área para colocar en el marcador el 3-2. Tocaba sufrir, y el Granada CF lo supo hacer para consumar su cuarta victoria del curso gracias al gol en el tiempo de descuento de Rodri Ríos.

Triunfo final para un Granada CF que dormirá esta noche en ascenso directo. Gran trabajo de todo el equipo, que con humildad y constancia está logrando devolver la ilusión a la parroquia rojiblanca. Toca celebrarlo, pero el lunes máxima concentración para preparar esa visita al CF Reus.

FICHA DEL PARTIDO:

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán Sánchez, José Antonio Martínez, Álex Martínez, Fede San Emeterio, Montoro, Vadillo, (min 63 Pozo), Puertas, Fede Vico, (min 73 Nico Aguirre), Adrián Ramos, (min 80 Rodri)

Córdoba CF: Carlos Abad, Fernández, Quintanilla, Aythami, Quezada, Blanti Touré, Bambock, Jovanovic, Jaime Romero, (min 61 Jesús Valentín), Aguado, (min 71 Javi Lara), Piovaccari, (min 18 Erik Expósito)

GOLES: 1-0 min 6 Fede Vico, 2-0 min 19 Vadillo, 2-1 min 49 Aythami, 3-1 min 53 Montoro, 3-2 min 85 Bambock, 4-2 min 92 Rodri Ríos

Árbitro: Pizarro Gómez. Amonestó al futbolista local Rodri (min 89) y a los visitantes Piovaccari (min 9), Jaime Romero (min 38), Jovanovic (min 40) y Quezada (min 50)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 7 de la Liga 123 18/19, celebrado en el estadio Nuevo Los Cármenes (Granada)

Imagen: Twitter oficial del Granada CF// Pepe Villoslada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here