Partidazo el que se vivía en el Municipal de Armilla, entre el Granada CF y el Sevilla FC, jugándose algo más que 3 puntos. Los blancos llegaban líderes, pero sentían en el cogote el aliento de los nazaríes.

El partido comenzó intensísimo, con un Granada CF que quería seguir haciendo de su feudo todo un fortín y que mejor que hacer con un gol a escasos segundos del pitido inicial. Aranda, el más listo de la clase abría el marcador para asombro de todo el público, a pase de Labela.

Tras el gol el rojiblancos seguían intentando apretar y en varias ocasiones pudieron aumentar la distancia, primero con una incursión del flamante internacional con España Isma Ruiz y luego con un libre directo de Neskess que se marchaba rozando la escuadra.

El resultado era corto, el balón duraba poco a cada equipo, siendo incierto el marcador, cualquiera podía marcar. A falta de 4 minutos veríamos el primer disparo entre los 3 palos del Sevilla FC, una falta que ejecutaba Cristian y que no sorprendería a Arnau.

Al descanso se llegaría con un Granada CF que no pasó apuros en ningún momento y con un líder que quiso pero no pudo ante el gran trabajo de los de Torrecilla. El luminoso marcaba un 1-0 justo hasta el momento.

La segunda mitad empezó totalmente de distinta manera. El Sevilla intentó quitarle el balón al Granada CF y en una subida por banda izquierda de Juan María, centraba para que Juan Andrés rematara en el segundo palo, haciendo subir el empate al marcador, mientras que los jugadores rojiblancos pedirían fuera de juego.

La réplica sería narazí, Edu López golpearía el esférico, teniéndola que tener que sacarla bajo palos Valentino. Después sería Víctor el que erraría un 2 para 2, desbaratando la acción de peligro Luego.

Posteriormente el turno sería para los sevillanos, con una jugada de Cristóbal, que se la pasaba a Sardana, que se jugó el uno contra uno con Arnau, ganándole la tostada el portero del Granada CF.

El encuentro estaba partido, con ocasiones en ambas porterías. Dani con una jugada personal, fue sorteando jugadores, hasta llegar al portero, pero no tuvo fortuna y su disparo lo desviaría Luengo. A falta de un cuarto de hora para la conclusión la grada pediría penalti por mano de un defensor sevillano tras un disparo de Pepe. A la contra pudo matar Juan Andrés, pero su disparo se marcharía fuera.

Hasta el final todo seguiría igual. Correcalles, para deleite del aficionado, dos equipos que no se guardaron nada y que se querían llevar los 3 puntos, pero ni uno ni otro sería capaz  de mover el marcador, llegando al final con el empate a 1, que favorece al Sevilla FC que sigue sin perder, pero que lo pasó mal durante muchos minutos. Por su parte el Granada CF sigue segundo, dando una gran imagen y afianzándose como alternativa, manteniendo puesto de Copa del Rey y ve rota la dinámica de victorias, 11 en 12 partidos, algo a la altura de pocos equipos.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here