Gran victoria del Fundación CB Granada que aguanto el primer ‘match point’ de la eliminatoria y se impuso al Iberojet Palma por 83-71. Los chicos de Pablo Pin disputaron su último partido en casa poniendo el broche final a una enorme temporada y se jugarán el pase a la fase final del ascenso el próximo miércoles en Mallorca.

Empezaba el partido complicado para el Fundación con un Iberojet muy acertado desde la linea de tres que cogía diferencia muy pronto y Pablo Pin se veía obligado a pedir tiempo muerto (3-11). El partido estaba gris y una falta antideportiva de Carlos De Cobos favorecía las cosas a un Iberojet que se ponía a 15 de diferencia (5-20). En el último tramo del cuarto el Fundación reaccionaría llevando a cabo una gran racha que lo acercaban a 6 puntos (20-26).

El segundo cuarto empezaba muy bien para el fundación que remontaba la diferencia y se ponía a tan solo un punto del Iberojet (25-26). La reacción del Fundación obligaba al Iberojet a bajar la intensidad y el partido se igualaba (28-28), favoreciendo la racha del Covirán que se ponía por delante. Las buenas sensaciones continuarían y un triplazo de Josep Pérez desde su casa ponía al Fundación 7 arriba (39-32), obligando esta vez a pedir tiempo muerto a Félix Alonso. A falta de 2 minutos para el descanso el Iberojet recortaba distancias llegando a empatar el partido y la última posesión del Fundación no fue efectiva dejando el marcador en 41-41.

La vuelta de vestuarios pasaría factura a un Fundación que le costaría anotar. El Iberojet lo aprovecharía y tomaría una pequeña ventaja pero no conseguiría irse en el marcador debido a que el ritmo bajaría. En el tramo final de cuarto los nazaríes tomarían la iniciativa primero recuperando la diferencia y después tomando el liderazgo del tercer cuarto que acabaría 57-55.

El último cuarto empezaba de manera impecable para el Fundación con dos triples seguidos que ponían a +8 a los granadinos. El Iberojet anotaba pero el Covirán volvía a encestar otro triple y un tiro libre más de Sergio Olmos ponía la diferencia de +10. En los siguientes minutos el partido se mantendría estable para los granadinos, guardando la ventaja de +10 puntos y dejando a los mallorquines sin poder remontar. Un triple de los baleares era contestado por otro muy buen triple de Guille Rubio que ponía la puntilla a un partido que acabaría 83-71.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here