Redacción: Fran Calvo Ortiz / Imagen: Granada CF

¡El Granada CF sigue sin despertar de su sueño copero y se clasifica para las semifinales 51 años después! Un gol de penalti de Soldado en el descuento desató la locura en el Nuevo Los Cármenes.

Inexplicable la sensación vivida en la noche de ayer en el Estadio Nuevo Los Cármenes por parte de la hinchada nazarí (la enorme gran mayoría, aquella que dice ser granadinista de corazón y no sabe lo que es ver a su equipo en campos de tierra hace apenas 15 años, ni siquiera qué equipos son el Basto Melilla o el Cerro de Reyes, con todo el respeto a esos conjuntos). Posiblemente, sea el hito más importante logrado por el club como local desde que su feudo pasó al barrio del Zaidín, junto al ascenso a Segunda B en aquella prórroga inolvidable ante el Guadalajara en 2006, o aquella tanda de penaltis contra el Celta de Vigo en la lucha por ascender a Primera en 2011.

51 años después, el Granada vivirá unas nuevas semifinales de Copa del Rey gracias a un doblete de Soldado a uno de sus ex equipos. El 9 rojiblanco fue la gran figura del encuentro, y no sólo por los dos tantos, sino el enorme esfuerzo que realizó durante los 95 minutos que duró el partido. La afición granadinista que abarrotaba Los Cármenes apenas había terminado de cantar el himno cuando el valenciano ya puso en ventaja a su equipo con un derechazo desde la frontal del área. Jaume llegó a tocar el balón, pero no pudo desviarlo y el coliseo del Zaidín se venía abajo muy pronto.

El Valencia tardó poco tiempo en ganar terreno, y al cuarto de hora ya celebraba el empate. Sin embargo, esa alegría duró poco porque el VAR anularía el tanto por un fuera de juego muy justo de Rodrigo en la jugada. Y del posible empate se pasó al posible 2-0 al estrellar Foulquier un balón en el palo tras una gran jugada. Yangel Herrera también se topó con el poste, que volvía a evitar una mayor ventaja de los rojiblancos.

Tanto perdonar y el Granada terminaría pagándolo al filo del descanso. Carlos Neva, muy impreciso durante toda la primera parte, falló en la salida de balón y Coquelin envió un centro muy preciso para que Rodrigo marcara prácticamente a placer. También fue revisado el tanto por posible fuera de juego, pero esta vez el Granada sí tuvo que sacar de centro.

En la segunda parte, Diego Martínez decidió proteger un poco más la retaguardia y eligió sustituir a Vadillo por Victor Díaz. El defensa pasó a ser el tercer central junto a Vallejo y Germán, y Foulquier y Carlos Neva se colocaron como carrileros. El cambio de táctica le dio resultado al técnico gallego, y el Granada no tuvo demasiados apuros, a excepción de una doble ocasión que salvó Aarón Escandell, o alguna jugada solitaria de Guedes, que entró en la segunda parte y volvía a jugar casi cuatro meses después.

El Granada ganó frescura en ataque con la entrada de Machis, y en los últimos minutos la afición se volcó con el equipo en busca de la hazaña. Esa hazaña, para ser aun más épica, llegó en el descuento. El VAR revisó una posible mano de Jaume Costa tras un saque de esquina que cabeceó Puertas y el colegiado no se lo pensó ni medio minuto cuando vio la jugada repetida por la pantalla del VAR. Lo que ocurrió a partir de entonces ya es hito de un club con 88 años de historia.

Soldado no falló el penalti y la locura invadía a los jugadores, al banquillo, a Los Cármenes y a una ciudad entera. Villarreal, Mirandés, Real Madrid, Real Sociedad, Barcelona o Athetic pueden ser el siguiente paso hacia el que posiblemente sería el partido más importante en la historia del Granada CF en caso de llegar a una final de ensueño.

Un sueño del que no despierta este Granada de Diego Martínez, que no se conforma en menos de un año de haber logrado el ascenso a Primera, ganar y exhibirse ante el Barcelona, ponerse líder en la jornada 10, llevar 30 puntos a estas alturas de temporada y llegar a unas semifinales de Copa 51 años después.

FICHA TÉCNICA

Granada CF Aarón Escandell; Foulquier, Jesús Vallejo, Germán Sánchez, Carlos Neva; Gonalons (Yan Eteki, 85´), Yangel Herrera; Vadillo (Víctor Díaz, 46´), Carlos Fernández (Machis, 69´), Antonio Puertas; Soldado.

Valencia CF Jaume Doménech; Wass, Gabriel Paulista, Diakhaby (Rubén Sobrino, 94´), Jaume Costa; Dani Parejo, Coquelin, Ferrán Torres (Guedes, 68´), Carlos Soler; Maxi Gómez y Rodrigo Moreno (Florenzi, 86´).

Goles 1-0 Soldado (min. 2); 1-1 Rodrigo Moreno (min. 39); 2-1 Soldado (pen.) (min. 93).

Árbitro José Luis González González (Comité Castellano-Leonés). Por parte del Granada CF amonestó a Gonalons y Soldado, y por parte del Valencia CF no hubo amonestaciones.

Incidencias Partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa S.M. El Rey disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes (Granada), prácticamente lleno con 16.661 espectadores.

 

Mención especial a los poquísimos que estuvimos en las malas. A los que estuvimos en campos de tierra y de césped artificial. A los que un día fuimos del Imperio de Albolote y del Baza (los que estuvieron, saben por qué). A los que pagamos 30 € para ver un partido en Pinos Puente. A los que se reían de nosotros por decir que eramos del Granada (en mi caso, en el colegio). Y a los que no hace mucho soñábamos en la Copa Federación, y no en la Copa del Rey.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here