Redacción: Fran Calvo Ortiz / Imagen: EFE

Granada y Celta empatan a nada y se llevan un punto que les viene bien a ambos. Puertas tuvo la victoria rojiblanca con un cabezazo en la recta final del partido que pegó en los dos palos. Los nazaríes, con la mente puesta en la Copa.

0-0 y todos contentos. Eso debieron pensar Granada y Celta de Vigo para afrontar el encuentro que les citaba a los dos conjuntos en la noche del sábado en el Nuevo Los Cármenes. En un pacto de no agresión y miedo a ganar (que no a perder, como suele ocurrir) granadinos y gallegos se contentaron al final con el punto conseguido. Al Granada le vale para seguir sumando y no llegar a la cita copera del jueves con una derrota el LaLiga, y al Celta porque sigue una jornada más fuera de los puestos de descenso y por qué no decirlo, sacar un punto del Nuevo Los Cármenes se ha convertido en algo muy complicado, por lo que en Vigo lo dan como muy bueno. Y es que desde el pasado 14 de diciembre cuando el Levante venció por 1-2 no se habían escapado puntos del coliseo del Zaidín.

Como era de esperar, Diego Martínez dio oportunidad a algunos jugadores no tan habituales en el once titular, aunque aun así se trataba de una alineación muy competitiva. El técnico gallego apostó por una defensa formada por tres centrales, entre los que se encontraban Vallejo y Martínez acompañando a Domingos Duarte, y dos carrileros por las bandas, que eran Foulquier y Köybasi. En el centro del campo Eteki formaría el doble pivote junto a Yangel Herrera, con Fede Vico y Vadillo más adelantados. Y arriba, ese no descansa, Roberto Soldado. Por lo tanto, descansaban Germán, Víctor Díaz, Carlos Neva, Gonalons, Carlos Fernández, Puertas y Machis (estos dos últimos entraron en la segunda parte). Rui Silva no se movió de la portería, como algunos esperaban, ya que Aarón no entró en la convocatoria y era el guardameta del filial, Unai Etxebarría, el que ocupaba el lugar del valenciano.

La primera parte y prácticamente los 90 minutos del encuentro fue dura de digerir. Las ocasiones y jugadas peligrosas brillaban por su ausencia, y el balón estaba más tiempo parado que en juego. Continuamente se interrumpía el partido, y quizás lo más destacado fuera un remate de Soldado en el último suspiro del primer tiempo que salió desviado y alguna intentona de Iago Aspas desde fuera del área, pero muy lejos de poner en apuros a Rui Silva.

Los restantes 45 minutos fueron más frenéticos, y nada más comenzar el segundo tiempo Fede Vico tuvo una ocasión muy clara tras un pase de Vadillo, pero remató fatal cuando lo tenía todo a favor. El Celta se estiró un poco y Pione Sisto y Smolov se toparon con Rui Silva, aunque tampoco es que el guardameta portugués se tuviera que esforzar mucho para impedir los goles. El propio Fede Vico lo intentó de falta directa antes de ser sustituido, pero el balón se marcho fuera por muy poco.

Antonio Puertas, que entró por Vadillo, tuvo la más clara del partido al rematar de cabeza un centro medido de Foulquier. El balón toco en un palo, se paseó por toda la línea de gol y acabó pegando en el otro poste. Tras ver esa jugada, el resultado gafas parecía ya definitivo y hacía pensar a la afición de Los Cármenes que pocos balones iban a entrar en lo que restaba de partido.

Sin embargo, lo que muchos pensarán es que el balón tiene que entrar el jueves, y si no lo hacía contra el Celta tampoco pasaba nada. La impresión de la gente era un pensamiento al 100 % en el duelo copero ante el Athletic, y el partido contra el conjunto celeste simplemente había que jugarlo y hacer acto de presencia. Se consiguió el objetivo, que era no perder y seguir sumando. Ahora toca remontar. Granada está preparada para la batalla.

 

FICHA TÉCNICA

Granada CF Rui Silva; Foulquier, Jesús Vallejo, Domingos Duarte, José Antonio Martínez, Ismail Köybasi; Yangel Herrera, Yan Eteki (Ramon Azeez, 57´), Fede Vico (Machis, 74´), Vadillo (Antonio Puertas, 62´); Soldado.

Celta de Vigo Rubén Blanco; Hugo Mallo, Murillo, Araújo, Olaza; Rafinha, Okay, Fran Beltrán (Pape Cheikh, 90´), Pione Sisto (Brais Méndez, 70´); Iago Aspas y Smolov (Santi Mina, 57´).

Árbitro Guillermo Cuadra Fernández (Comité balear). Por parte del Granada CF amonestó a Fede Vico, Yangel Herrera y Soldado, y por parte del Celta de Vigo amonestó a Araújo, Pione Sisto, Iago Aspas, Hugo Mallo y Sergio Álvarez (banquillo).

Incidencias Partido correspondiente a la 26ª jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Municipal Nuevo Los Cármenes (Granada) ante 15.877 espectadores, de los cuales más de un centenar llegaron desde Vigo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here