Atlético de Madrid y Granada CF disputaban el sexto partido de los octavos de final de la Liga Promises con el objetivo de ganar y clasificarse para unos cuartos de final en los que esperaba el Sevilla FC, que se deshizo en la tanda de penaltis de un Valencia CF que ayer cerraba su clasificación como líder del grupo C, grupo en el que se hallaba inmerso el conjunto nazarí. El resultado final del partido entre ches y sevillistas fue de empate a 0 tras los 24 minutos de juego.

Con el pitido inicial del árbitro, el dominio fue colchonero, que desde el primer instante de partido puso cerco a la meta granadina con una presión adelantada y una serie de lanzamientos lejanos que se perdían por encima de la meta granadina. Por su parte, los pupilos de Javier Mahía seguían basando su juego en una gran defensa, baluarte de su clasificación en el día de ayer. No obstante, el dominio colchonero terminó por derribar el muro rojiblanco en sendas ocasiones en la primera mitad de partido. Primero Jorge Castellanos en una acción personal en el minuto 7 y posteriormente Víctor en una jugada de estrategia establecían un 2-0 difícil de remontar para un Granada CF que sin embargo continuaba luchando sobre el césped del estadio amarillo.

Ya en la reanudación, el Granada CF dio un paso adelante con la necesidad de meter dos goles en 12 minutos, que llevarán el partido directamente a la tanda de penaltis. Ocasiones hubo para ello, la más clara fue para Javi Sánchez que tras un centro de Víctor Moreno enviaba fuera un balón con el que se contaba ya para el 2-1 momentáneo .

Con el paso de los minutos, el final empezaba a hacer acto de presencia con la sensación de que el Granada CF estaba muriendo en la orilla, más si cabe tras el tanto de Pablo Castillo en el minuto 17 de juego. Había tiempo de reaccionar, pero el intenso calor y la picardía defensiva del Atlético de Madrid fue suficiente para superar a un Granada que abandonó el césped entre lágrimas pero con el orgullo de haber dejado en gran lugar al escudo del Granada CF, en una temporada en la que el conjunto nazarí ha dicho adiós precisamente a este torneo, al menos por una temporada, tras el descenso del primer equipo a la segunda división del fútbol español.

Con este resultado, el Granada abandona el torneo en lo que a juego se refiere, que no a trofeos individuales, en los que su meta opta al trofeo de Zamora de la competición tras haber encajado 3 goles en 5 partidos, por lo que habrá que esperar a mañana por la tarde para saber si el meta granadino es merecedor de este galardón tan merecido.

 

Compartir
Artículo anteriorSueño intacto
Artículo siguienteEl Real Mardrid pesca en la cantera del Granada CF
Ricardocj1997@gmail.com'
Estudiante de periodismo en la Escuela Superior de Comunicación y Marketing (Granada). Amante del fútbol y futuro profesional de la radio deportiva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here