El Granada CF Alevín A de Javier Mahía, aquel equipo que compitió de tú a tú hasta los octavos de final de la Liga Promises en la que solo el Atlético de Madrid fue capaz de vencerles, ha logrado hacer historia en la mañana de hoy. Nunca, ninguna categoría del combinado nazarí había sido capaz de proclamarse campeones del Campeonato de Andalucía, hasta que los futbolistas granadinos del Alevín A han decidido que ya era hora de cambiar la historia y proclamarse el mejor equipo de la comunidad andaluza.

Para tal objetivo, lo cierto es que han tenido que superar momentos muy duros, como una tanda de penaltis en las semifinales ante el Málaga CF, tras un empate final a 3 que no dejaba contento a ninguno de los dos combinados. Finalmente, la fortuna representada en manos de Alberto García con 3 paradas, permitía al combinado rojiblanco horizontal viajar hoy hasta Calahonda para disputar la final del Campeonato de Andalucía.

El Sevilla FC se presentaba como el último escollo a salvar por los jugadores nazaríes para cambiar la historia. El partido comenzó muy bien para el Granada CF, que en sendos zarpazos establecía una ventaja inicial de 2-0 tras el gol de Javi Sánchez. No obstante, en el minuto 25 de juego, el cuadro hispalense hizo acto de presencia con un 2-1 que dejaba claro que el partido no iba a ser ni mucho menos un paseo para el Granada CF.

A pesar de que el Sevilla apretaba en busca del empate, de nuevo la calidad rojiblanca, esta vez representada en Castillo, colocaba el 3-1 un minuto después del descuento del Sevilla. El Granada se creía y se sabía superior en el partido, hecho que condicionó las rápidas reacciones granadinas a los tantos sevillistas. Con este resultado, el partido se marchaba a su intermedio con la sensación de que la segunda parte iba a ser muy larga pero que faltaba vivir mucho fútbol aún.

Dicen que las finales no se juegan, se ganan. Por ello, el Sevilla sabía que no era momento de rendirse y sí de trabajar duro por volver a meterse en el partido, por lo que los futbolistas hispalenses salieron enchufados al segundo acto, consiguiendo en el minuto 2 de la reanudación el 3-2 que daba esperanzas de nuevo a sus aficionados desplazados. Sin embargo, lejos de caer en el nerviosismo del marcador, el Granada siguió a lo suyo; demostrando el trabajo realizado toda la temporada por jugadores y cuerpo técnico, y gracias a esta templanza los goles volvieron a llegar para los nazaríes, que establecían un momentáneo 5-2 tras los tantos de Casares y Modric (como se conoce al canterano grandino) de falta directa.

A pesar de la ventaja, el Sevilla FC no se dio por vencido ni mucho menos. Era una oportunidad muy buena para ellos, que al igual que los rojiblancos quedaron apeados de la Liga Promises en octavos de final tras perder en la tandas de penaltis ante el Valencia CF. Por consiguiente, en el minuto 17 de la segunda mitad, el partido daba un nuevo giro con el tanto hispalense, ese que presagiaba un final apretado, más si cabe cuando a falta de 6 minutos los sevillistas establecían el 5-4 que hacía de la grada un manojo de nervios, tanto para unos como para otros.

No obstante, el Granada CF quería hacer historia, y la historia quería ser cambiada, por lo que los futbolistas rojiblancos hicieron el 6-4 definitivo en el tiempo de descuento para celebrar un título que por primera vez estará en las vitrinas del club rojiblanco. Javier Mahía, su cuerpo técnico y sobretodo nuestros futbolistas del alevín A ya saben lo que es ser campeones de Andalucía. Esto marca el inicio de un camino de éxito con el que demostrar tanto en el presente como en el futuro que la cantera del Granada CF es potente, que la cantera del Granada CF sabe trabajar, y sobretodo que en Granada y su provincia hay futbolistas de enorme potencial con los que disfrutar en un futuro no muy lejano.

Hasta entonces, solo queda felicitar al cuadro rojiblanco por este entorchado del que disfrutamos todos los componentes de la familia del Granada CF.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here