Poco a poco se va perfilando la que será la plantilla definitiva con la que Oltra buscará ascender al Granada CF. Con la pretemporada empezada y gran parte del bloque trabajando, una de las incógnitas que comienzan a disiparse son los dorsales que cada futbolista portará a lo largo de la temporada.

Pese a ser provisionales, éstos ya pueden verse en el pecho de las camisetas de entrenamiento de los futbolistas. Resulta reseñable que los tres primeros fichajes, con los que se identifica el proyecto, han lucido dorsales míticos. Joselu luce, de momento, el 18 que defendió Lucena en los ascensos; Varas, el 13 con el que Roberto vistió la elástica rojiblanca o rosa, en su caso; y Puertas el dorsal 10 que en Granada hace tiempo que no tiene un dueño estable pero cuyo peso histórico en el mundo del fútbol es inmenso. El último granadinista en llevarlo fue Boga, pero Brahimi, Nolito, Piti o Collantes lo portaron.

Uno de los movimientos que más ha dado que hablar en el mercado estival rojiblanco ha sido la vuelta de Darwin Machís. El venezolano parece que llevará bajo su nombre el dorsal 11, un número que llevó en su día Dani Benítez, tan amado como criticado por la afición nazarí tras su paso por el Granada y su positivo por Cocaína. Tras él, Success o Kone lo portaron.

Raúl Baena, otro fichaje que ha generado bastantes expectativas en los aficionados, luce de manera provisional el 8, mientras que Álex Martínez, Quini, Menosse, Charlie Dean, Iriondo, Víctor Díaz, Alberto Martín y Pedro Sánchez portan el 3, el 17, el 5, el 4, el 14, el 16, el 23 y el 15, respectivamente.

Los que continúan de la pasada temporada mantienen, en principio, el dorsal que lucieron. Éstos son Rui Silva, que defiende el 1, Adrián Ramos, que porta el 7, Khrin, que lleva el 21 y Foulquier, que conserva el 22. Caso distinto es el de Hongla que, tras jugar la campaña que acaba de terminar con el 29 -dorsal de filial-, ésta parece que lo hará con el 24.

No hay comentarios

Dejar respuesta