– Bueno entrando ya en tu carrera como entrenador, es cierto que Rubén Torrecilla ha pasado por muchos equipos de España pero finalmente ha echado raíces aquí en Granada. De hecho, tu carrera profesional como entrenador comienza aquí en la capital nazarí ¿Se trata de alguna razón especial?

– Si, por eso estamos aquí sentados en el mesón JR. El mesón es de mis suegros. Yo conozco a María el año que vengo al Granada 74, aunque luego me voy al Alicante CF. De Alicante vuelvo al Granada CF y nosotros seguimos como pareja. Finalmente, me caso con ella aquí. Tenemos una hija pequeña (Julia) que tiene 2 años y 7 meses ahora y la verdad es que muy contento de la ciudad. Yo estoy enamorado de esta ciudad. Llevo once años aquí y me siento ya granadino de raíz porque al final tener una niña aquí, estar empadronado, el cariño que me desprende la afición, la ciudad en sí. Todo influye. Al final yo hablo por todos los sitios a los que voy. Cuando voy a Extremadura hablo de conocer Granada por todas las cosas que tiene y yo estoy enamorado enamorado de esta ciudad.

– Si no me equivoco: Alhendín Juvenil y Senior, así como FC Cubillas también en senior como precedentes de tu equipo actual, el Granada CF Juvenil Nacional ¿Qué te hizo aceptar o entrar a formar parte del club que preside Jiang Lizhang?

– Pues, en primer lugar José Luis es el que firma con el Granada CF. José Luis y yo tenemos una charla y nos reunimos en Córdoba para hablar con él. Él quiere que formemos parte de su cuerpo técnico. Posteriormente viene Fernández Monterrubio que fue realmente el que apostó por mí. Actualmente, Fernández Monterrubio es director general del club. Con lo cual, yo al estar en la reunión con José Luis y partir de unas bases de ayudarle a nivel de campo con los jugadores, yo no puedo desechar una oferta tan importante, tan buena y seguir aprendiendo de uno de los entrenadores que a mí me ha marcado mucho. Y luego, por el tema del Juvenil Nacional, pues es una charla que tenemos. Yo iba a entrar al club como director de formación del fútbol base, tanto de Juvenil División de Honor, Juvenil Nacional como Cadete División de Honor. Se trataba de formar jugadores a nivel individualizado, tanto a nivel de vídeos como de ver partidos. Era un aspecto que me gustaba y me motivaba, pero por circunstancias, dos días antes de empezar la pretemporada, el Juvenil Nacional no tenía entrenador y Luis Fradua me dice que tengo que coger el equipo.

– La rapidez de la noticia hace que te presentes ante una categoría que desconoces por completo. Se trata de una categoría dura y muy igualada. Por tal razón, el Granada CF llevaba una serie de temporadas acabando en mitad de la tabla. Así pues ¿cual era el objetivo que te marcabas a principios de temporada?

– Yo lo primero que hago cuando Luis Fradua me comunica que tengo que estar con el Juvenil Nacional es ponerme en contacto con mi preparador físico, con Juanjo. Él lleva dos años como preparador físico en la categoría con Jaime Morente, y es el que me pone un poco al día sobre la categoría tan difícil que hay. Me habla de los campos de reducidas dimensiones, las dificultades que hay por el tipo de suelo, por el grado de competitividad del resto de equipos. Yo en ningún momento me pongo una meta, solo espero que los resultados vayan bien y yo creo que al final la clave es el trabajo. Como cuando jugaba, a mí nadie me ha regalado nada. Me lo he ganado con mi trabajo. Yo se lo digo a los futbolistas: “Aquí el que trabaja, tiene la posibilidad de jugar y de competir, mientras que el que no trabaja diariamente en los entrenamientos, tiene la dificultad de que conmigo no juega”. Eso lo tengo muy claro.

– El inicio de temporada del Granada CF Juvenil Nacional cuenta con dos victorias y dos derrotas. Es decir, 6 de 12 puntos. ¿Quizás no fue el mejor inicio? 

– No es que sea el mejor inicio ni el peor. En el fútbol se está para perder y para ganar. Eso es así. Un equipo que gane siempre es muy complicado. Te pones a mirar y ves que el Real Madrid pierde muchos partidos, exceptuando el FC Barcelona que solo ha perdido un partido en toda la Liga. Es muy difícil, y más como cuando he hablado contigo toda la temporada que los campos no son todos iguales. A lo mejor, si hubiésemos jugado en un campo como el Estadio de la Juventud durante toda la temporada, hubiésemos perdido menos partidos. Se trata de un terreno en el que jugamos, en el que conocemos las dimensiones y que se adapta a nuestro estilo, porque somos un equipo que nos gusta tener la pelota. Sin embargo, vas a Málaga, vas a Puerto Malagueño, vas a campos donde las dimensiones son muy muy reducidas y es imposible hacer un juego combinativo. Te tienes que adaptar a un estilo de juego donde ellos son muy poderosos. Y lo cierto es que hemos sacado muchos puntos en campos complicados y eso ha hecho que estemos ahí arriba.

– En la jornada 10, el cuadro nazarí cae por 0-3 ante la UD Maracena. Desde entonces, siete victorias consecutivas para un equipo que cierra la jornada 17 con 40 puntos y seis de ventaja sobre el CD Tiro de Pichón, el segundo clasificado ¿Cual crees que fue la clave para lograr esta racha de resultados?

– La verdad es que yo he modificado el sistema este año dos veces. Durante las primeras siete-ocho jornadas jugamos con 4-3-3, lo que se traducía en tres futbolistas por dentro, tres pivotes, dos mediapuntas y tres jugadores arriba. Luego lo modificamos hacia un 3-4-1-2 que es como realmente hemos terminado toda la temporada. A raíz de ese cambio, ese sistema nos dio mucha más llegada. El equipo cogió muy bien el sistema, la forma de jugar, la forma de bascular que a mí me gusta muchísimo para apretar al rival, y yo creo que el cambio de sistema fue uno de los aspectos importantes para lograr lo que hemos conseguido.

– Las jornadas seguían pasando. Vuestros rivales esperaban que el Granada CF Juvenil Nacional se desinflara en cualquier momento o que no aguantara la presión. Sin embargo, otra racha de cinco victorias consecutivas incrementa esa ventaja hasta los 13 puntos ¿En que momento os empezasteis a creer vuestras posibilidades de ganar la Liga Juvenil Nacional?

– Volviendo a atrás, lo que dices de la racha de siete partidos ganados de forma consecutiva es muy difícil ¿eh? Te pones a mirar a los rivales, y no son rivales fáciles, tanto fuera como en casa. Al final quieras o no esas rachas son las que hacen que un equipo se proclame campeón, porque nosotros al final valoramos los puntos logrados en casa y los puntos logrados fuera de casa y son muy parecidos. Eso hace quel esa media nos permita ser campeones de Liga. Respecto a la pregunta que me haces de cuando nos vemos campeones, yo la verdad es que quedando unos ocho partidos de Liga y con una renta importante veía al equipo muy fuerte, con las ideas muy claras y trabajadas y yo sabía que el equipo que nos quisiera recortar puntos tendría que sudar. Sudar porque como nosotros decimos, el equipo jugaba solo. La intensidad que nosotros le marcamos desde fuera el equipo la cogió muy bien, y yo creo que ha sido parte del reflejo del cuerpo técnico la intensidad. El estar Diego Mainz o el estar yo, ambos jugadores profesionales le ha venido muy bien a los chavales.

– Un paso más adelante en la campaña encontramos una serie de partidos en los que el Granada CF se estanca y se olvida de la victoria durante unas jornadas ¿Considera que pudo dar vértigo el hecho de verse arriba y estar muy cerca de hacer historia con el entorchado liguero?

– No que les pueda dar vértigo, pero al final el fútbol pasa por rachas. Todos los equipos tienen rachas buenas y rachas malas. El que es capaz de perder el mínimo de puntos posibles respecto a los rivales en esa racha negativa es el que logra mantenerse o ganar posiciones. Yo creo que fue una racha de cuatro partidos en los que al final se pierde uno (1-2 ante el Málaga CF “B”). Se empatan tres y se pierde uno. Al final esta situación está dentro del fútbol. Perder está dentro del fútbol. También hay valorar el día del Málaga CF el partido que se da. El asistente pita un fuera de juego y el árbitro después le dice que baje la vandera por haber pitado fuera de juego. El partido para mí habría sido empate, lo más normal. Pero ya está, las rachas sirven para enseñar a los chavales que cuando te relajas un poco o cuando no compites como tienes que competir, cualquier equipo te puede ganar.

– Bueno, a falta de tres partidos, el Granada CF Juvenil Nacional gana en el Estadio de la Juventud por 4-0 al Peña Real Madrid de Melilla, proclamándose de forma matemática campeón de Liga. A nivel personal, ¿que te ha supuesto este título?

– A nivel personal una alegría enorme, pero ya se lo decía yo a los chavales en la charla que les di cuando terminamos la comida de final de temporada. Que yo estoy orgulloso de ellos porque al final para mí el campeonato de Liga es lo de menos. A mí lo que más me vale es que hayamos formado jugadores de primer año, que estén el año que viene para competir en División de Honor, que pasen muchos jugadores de Liga Nacional, que hayamos formado niños de 16 años en una categoría en la que estamos compitiendo con niños de tercer año, o lo que es lo mismo, dos años por encima. Eso para mí es un orgullo. Al final yo me quedo con el trabajo que han hecho y con el crecimiento que han tenido, porque eso si es realmente para mí un triunfo o un trofeo. Es cierto que el título va a quedar de por vida, es decir, cuando vean el Juvenil Nacional de la temporada 2017-2018 van a ver a Rubén Torrecilla como entrenador, pero para mí es más importante el crecimiento individual y colectivo que han adquirido ellos. Y eso es lo único con lo que me quedo.

– Volviendo al apartado de estadísticas, es inevitable hablar del récord de puntos, así como mejor Granada CF de la historia en la categoría ¿Qué se te pasa por la cabeza cuando hablo de estas estadísticas?

– Al final, el récord de puntos va a quedar ahí, ya sea con más o menos partidos. Cuando mires quién es el que tiene más puntos de la Liga Nacional en el Grupo 13 va a salir el Granada CF. Yo es la única motivación que le he metido a los chavales desde que fuimos campeones. Para que haya un aliciente, puesto que nos quedaba jugar aún en Los Molinos y tenía que venir el CD Tiro de Pichón. Yo les decía: “Mira, estamos a 6 puntos de conseguir una cosa histórica, de lograr una cosa que queda ahí para siempre y vosotros vais a ser los futbolistas encargados de conseguir esa cantidad de puntos” Y ha sido el aliciente que yo he tenido, porque he ido a Los Molinos a jugar con un equipo ya descendido y con un campo malo y lo más normal es que allí empates o pierdas. Sin embargo, hicimos rotaciones y el equipo compitió muy bien. El resultado fue corto para las ocasiones que tuvimos, y al CD Tiro de Pichón le pasamos por encima el otro día a nivel futbolístico. Con lo cual, el aliciente que yo le he marcado a ellos no ha sido el único logro. También Daniel Moreno ha sido el máximo goleador de la categoría.

– El Granada CF Juvenil Nacional ha logrado este éxito deportivo con una plantilla en la que muchos de sus futbolistas son dos-tres años más pequeños que la del resto de equipos. Para una categoría en la que la corpulencia es fundamental ¿En que has trabajado tácticamente para suplir esta diferencia?

– Pues al final gran parte de los partidos han estado marcados por la intensidad. Nosotros hemos conseguido marcar las pautas que son importantes del fútbol combinativo, que a mí me gusta mucho, pero es el ganar “pares”. Pares se dice que es que todo balón dividido que haya contra otro rival para que sea ganado por nuestro equipo. Si tú eres capaz de ser ganador cuando hay un balón dividido, vas a acabar en campo rival. Si lo pierdes, acabas en campo propio defendiendo. Por lo cual, hecho mucho mucho hincapié durante la temporada porque Juanjo me había marcado que la Liga era muy disputada y muy competida y hemos marcado eso. Hemos marcado que chavales con 16 años, chavales que han cumplido 16 años en diciembre y que no son cadetes por días (Nacho, Casado, Martos, Isma Ruíz o los porteros)  hayan logrado en pocos días convertirse en futbolistas semi-profesionales. Y eso es muy importante. Yo temía por la edad que tienen de que fueran capaces de competir en este tipo de campos, y la verdad es que me han dado una lección de que con esa edad también se puede competir en esta categoría.

– 91 goles a favor y segundo equipo más anotador de la competición, sólo por detrás del Málaga CF “B”. En dichos números entra un Daniel Moreno que ha cerrado el curso con 30 goles, lo que le ha servido para ser pichichi. ¿Que importancia tiene Rubén Torrecilla en la espectacular temporada de Dani Moreno?

– No me gusta que digas Rubén Torrecilla porque como decía ayer en la charla que dí tras la comida de equipo, yo no soy el entrenador del equipo. Somos un entrenador único. Aquí yo soy igual que el cuerpo técnico. Yo tomo decisiones con el cuerpo técnico. Es cierto que soy la persona que tiene el título a nivel de equipo, pero aquí somos un grupo. Tanto Juanjo, Miguel (entrenador de Porteros), Mainz como yo somos un grupo que ha estado muy unido. Eso creo que también es muy importante de cara a que los chavales vean que dos jugadores profesionales como hemos sido Diego y yo, les podemos aportar muchas cosas en el aspecto psicológico y futbolístico. Volviendo a la pregunta que me has hecho, entre todos hemos conseguido sacar el máximo rendimiento de Dani Moreno. Al principio Dani se quería marchar del club porque no se sentía agusto en el sentido de que él echaba de menos a su familia y amigos al tratarse de la primera vez que salía de casa. Algo que me parece lógicamente normal. Por tal razón, hemos tenido que trabajar mucho mucho a nivel psicológico y futbolístico con él. No obstante, ha terminado siendo un jugador más hecho de lo que venía. Él tenía mucha calidad, pero rehuía de la disputa y no presionaba. Y lo hemos hecho para mí un jugador muy completo. Ahora mismo se lo rifan equipos de España. Con lo cual, me quedo con que él haya asimilado y asumido que nosotros le decíamos las cosas por su bien, y al final el resultado está ahí: que se ha hecho un jugador más completo de lo que venía.

– De todos es sabido que el cuerpo técnico, ahora si voy a hablar del cuerpo técnico de este Granada CF Juvenil Nacional ama tener el balón y dominar el esférico. Me gustaría saber si en algún momento de la temporada se pensó en modificar este estilo.

– No. Yo soy un entrenador al que no solo le gusta el fútbol combinativo. Me gusta el fútbol combinativo, el fútbol directo, el fútbol de segunda jugada y el contraataque. Si tú haces un equipo con fútbol combinativo, combinativo y combinativo, tú no puedes ir al campo del Puerto Malagueño, no puedes ir al campo del Vázquez Cultural, no puedes ir al campo de la UD Almería. Es decir, no puedes ir a muchos campos en los que te van a pasar por encima, porque son fuertes, porque tú por abajo no puedes jugar solo ya que no hay espacio y te van a robar mil balones. Por tal razón, nosotros nos hemos adaptado al fútbol directo y a ganar segundas jugadas, pero considero que hemos logrado adaptarnos a todos los estilos del fútbol. Hemos trabajado durante la semana modificar todo el trabajo dependiendo del campo al que íbamos. El equipo lo ha aceptado con mucha suficiencia. Con chavales de 1,70 metros como puede ser Falín hemos competido en campos donde los adversarios miden 1,90 metros. Al final el equipo ha asimilado todo. El caso de Dani Moreno, las peinadas, las caídas, el segundo punta, la proyección en ataque de los carrileros como son Edu, Falín, Chino o Porro. Al final, los hemos adaptado a cualquier estilo, y creo que eso para mí ha sido importante para ser campeones de esta Liga.

– Para cerrar el apartado de entrenador, considero que la siguiente pregunta es obligada ¿Va a seguir Rubén Torrecilla como entrenador en la cantera del Granada CF?

– Yo estoy muy contento. Hablé con Luis Fradua la semana pasada y yo soy un entrenador que tengo hambre de fútbol y de entrenar. Por ello, quiero subir para arriba. Yo ya le he dicho a él que cuenten conmigo, que yo estoy muy muy agusto en el club. Sólo falta determinar el sitio y el cargo y esperar. Como ya te digo, yo estoy muy contento por el trato que me han dado en el club, por lo que yo sigo aprendiendo a base de ver profesionales como Luis, como Óscar, como gente que trabaja en el fútbol base que tienen mundo y saben de que va esto.

– Precisamente del propio club es de lo que me gustaría hablar en estos momentos. El Granada CF desciende de Primera División, arma un equipo a priori favorito para retornar a la élite en calidad de nombres, pero la temporada no ha salido como se esperaba que fuera a salir ¿Qué opinión tienes tú al respecto del funcionamiento del club?

– Yo pienso que la Segunda División es una categoría muy difícil por los años que he vivido y he tenido la oportunidad de jugar. Al final, en esta categoría te puede ganar el último, puedes ganar al primero, perder con el primero. Es una categoría en la que no sabes los estadios en los que puedes perder o ganar. Yo creo que en parte, la decisión de destituir a José Luis Oltra afectó al equipo, puesto que había un grupo muy unido con el entrenador. Además, había jugadores comprometidos con la causa y el equipo estaba metido en la promoción de ascenso. Y al final, te das cuenta que porque pierdas tres partidos consecutivos, no es el momento de echar a un entrenador. Por ejemplo, la SD Huesca se ha tirado un montón de partidos sin ganar y al final ha ascendido a Primera División. El Real Zaragoza estaba metido en la parte baja y al final ha certificado el Playoffs. Así muchos más, el Cádiz CF empezó arriba y ha bajado para abajo pero siempre manteniendo a Álvaro Cervera. Son muchos equipos. El Rayo Vallecano venía de abajo y también ha ascendido de forma directa. Con lo cual, al final no es fácil. El CD Lugo estuvo primero en la categoría y al final va a terminar en mitad de tabla pero han decidido mantener a Francisco. En definitiva, una categoría muy difícil donde la estabilidad es muy importante. Saber las señas de identidad del equipo y del entrenador. Dar ese toque de cercanía con los futbolistas. Y yo creo que dichas características las presentaba José Luis Oltra. Considero que a raíz de su salida, el equipo lo notó mucho.

– Para una persona que en este caso trabaja dentro del club, ¿Consideras que después de dos temporadas que no han sido buenas, sigue existiendo estabilidad y ganas de prolongar el proyecto deportivo actual?

– Yo creo que Kangning Wang y la gente que ahora mismo está en Granada como Monterrubio prevén meter al equipo en Primera División. Hacer las cosas bien. Este año se hizo una plantilla para mí bastante buena, con jugadores andaluces y jugadores con muchos partidos en Segunda División. Como digo, se hizo una plantilla bastante buena para competir en la categoría. Al menos para luchar por el ascenso directo y sino pudiera ser pues por la promoción. Pienso que Jiang Lizhang metió mucho dinero en el club y creo que ahora mismo no está para perder dinero. Él quiere que el equipo suba para arriba. Yo he tenido futbolistas chinos entrenando conmigo este año, más Hao que ha estado en el Granada CF “B”. Con lo cual, creo que él quiere hacer aquí un proyecto de chavales que luego puedan salir para China o que puedan llegar a jugar en el primer equipo. En definitiva, mi opinión es que tiene hambre y tiene ganas de que esto crezca.

– A nivel competitivo estamos hablando del descenso de equipos como Deportivo de la Coruña, UD Las Palmas o Málaga CF. Han regresado equipos históricos como el RCD Mallorca. Falta por disputar el Playoffs de Ascenso a Primera, pero ya sabemos del ascenso del Rayo Vallecano y la SD Huesca. También faltan equipos por ascender a la Liga 123 ¿consideras que quizás este era el año al confirmar que quizás la temporada que viene sea todavía más igualada?

– El otro día escuchaba a Michel, entrenador del Rayo Vallecano y decía: “Hemos ascendido dos equipos que al principio no estábamos en las apuestas”. Nadie apostaba que el Rayo Vallecano y la SD Huesca lograran ascender a la Liga Santander. En diciembre, el propio Rayo se refuerza muy bien con los jugadores que firma, pero el Rayo Vallecano no era un equipo que entrara en las quinielas para ascender. Como te digo, la Segunda División es una categoría muy difícil. En Segunda División hay que empezar partido a partido, día tras día y poco a poco ir marcando un objetivo final como puede ser el ascenso directo del Granada CF. Por eso, da igual que suba el RCD Mallorca, que baje el Deportivo, que baje la UD Las Palmas, el Málaga CF… Da igual. Al final van a ser equipos que van a perder con equipos de abajo y de mitad de tabla. Con lo cual, el que sea capaz de mantener una regularidad en Segunda División será el beneficiado de mantenerse ahí arriba.

– Para mí, la clave en Segunda División es hacer de tu estadio un fortín e intentar rascar el máximo número de puntos posibles fuera de casa. Para ti, ¿Cual es la clave de esta categoría?

– Si, creo que puede ser uno de los factores importantes para que un equipo quede en la parte de arriba. Que tú ganes todos o casi todos los partidos en casa es importante. Este año hemos ganado casi todos los partidos en casa, pero fuera hemos tenido ese bagaje tan malo de no sacar partidos. Yo creo que con un poquito de suerte como visitantes, hubiéramos estado metidos en promoción o en ascenso directo. Con lo cual, para mí es uno de los aspectos importantes. El equipo que sea capaz de ganar fuera y sumar muchos puntos en casa al final es el equipo que está arriba metido sí o sí. Pero esto sucede en esta categoría y en todas. Nosotros por ejemplo nos hemos mantenido arriba por estar a la par de puntos tanto fuera como en casa.

– La gente achaca que el Granada CF no ha estado más arriba porque se ha dejado muchísimos puntos con los equipos de abajo. Equipos como el Lorca FC, el Sevilla Atlético o el FC Barcelona “B” (tres equipos descendidos de forma matemática), así como con la UD Almería, que también esta metida en esa supervivencia. A nivel de entrenador, ¿Tú también consideras que se trata de un factor clave? ¿O no tanto?

– Yo creo que es un factor clave. La Segunda División es que es muy muy difícil. Lo he visto como integrante del cuerpo técnico de José Luis Oltra este año. Ver trabajar día a día a los profesionales como cuando yo jugaba. Tengo la misma sensación antes que ahora. Te puede ganar cualquier equipo. El Lorca FC no solo le ha ganado al Granada CF, sino que también le ha ganado a equipos de la parte de arriba. El Sevilla Atlético le ganó el otro día al CD Numancia y prácticamente le ha privado de la promoción de ascenso. La UD Almería también le ha ganado a muchos equipos de la parte de arriba. Por eso te digo, esa es la gran diferencia respecto a Primera División, porque en Segunda cualquier equipo de abajo gana a los primeros y en Primera División esas cosas no pasan casi nunca. En Primera, el FC Barcelona, el Real Madrid o el Atlético de Madrid ganan a casi todos los rivales. Aquí no pasa. Eso es lo bonito de la Liga 123. Al final se trata de una Liga muy competida, una Liga donde los jugadores quieren llegar a Primera División  tanto a nivel individual como a nivel colectivo con su equipo y ahí compite todo el mundo. El que sea más regular a lo largo de toda la temporada es el que tiene mayor opciones de subir a la Liga Santander.

–  A nivel mental, tú como entrenador de gente que está aspirando a llegar al fútbol profesional ¿Que importa más, que cualquier equipo te puede ganar, o pensar que puedes llegar a un Real Madrid o a un FC Barcelona en los que tienes la obligación de ganar?

– Para mí, lo principal es formar a los chavales de las categorías inferiores, tal y como hemos formado este año a jugadores. Futbolistas competitivos. Al final, el Granada CF es un equipo que toda su historia ha estado marcada por tener jugadores muy competitivos. Aquí no vivimos como en el FC Barcelona, que son jugadores de calidad y de un estilo de juego de tener la pelota. Aquí hay que saber donde estamos, donde van a llegar los chavales y el Granada CF es un equipo al que le gusta tener el balón pero a parte es un equipo que tiene que ser competitivo al máximo. 100% desde el minuto 1 al minuto 95, lo que dure el partido. Con lo cual, el estar en esta categoría e intentar que en los próximos años suban la mayor cantidad de futbolistas posibles y que compita, es para mí el mayor orgullo que podemos tener. Si luego hay jugadores que han pasado por mis manos, pues más todavía.

– Regresando de nuevo a la cantera, el Granada CF “B” octavo en Segunda División B, el Granada CF Juvenil División de Honor 5º pero luchando por el título hasta el final, y vosotros campeones de la Liga Juvenil Nacional en su grupo 13. Es decir, enorme papel de los tres equipos más exponenciales de la cantera. Si tuvieras que ponerle una nota al fútbol formativo en esta temporada ¿Cual sería?

– Yo le pondría un sobresaliente, porque al final la Segunda División B es otra categoría en la que he estado durante cuatro-cinco años y también es una competición muy muy difícil. Para mí, igual o más que la Segunda División. Y al estar el filial como ha estado durante toda la temporada luchando durante la primera vuelta por meterse en liguilla de ascenso y luego quedar en mitad de tabla no es fácil. Hay filiales como el Betis Deportivo o el Córdoba CF “B” que han bajado, lo que confirma el éxito. Como te digo, no es fácil. El Juvenil División de Honor también sabemos que es una Liga muy complicada. Este año se ha acercado mucho más a nivel de puntos respecto a la parte de arriba, puesto que siempre ha existido una diferencia de puntos muy importante. Al haber estado Rafilla Morales con su equipo peleando por clasificarse entre los tres-cuatro primeros también es una nota sobresaliente por el trabajo que se ha hecho. Y sobretodo, porque se ha logrado contra rivales con muy buenos jugadores. Y luego el Juvenil Nacional, pues ya has visto. Quedar campeones de Liga aquí no ha pasado en muchos años, al tratarse de un equipo “B” conformado por jugadores muy jóvenes. Pues yo creo que el trabajo que están haciendo tanto Luis ejerciendo la veces de director deportivo del fútbol base como Manolo Salvador con el fútbol de élite que encontramos en Segunda División B y con el primer equipo ha sido excepcional. Quizás dejando algo más de lado el primer equipo, que al final las aspiraciones eran jugar mínimo liguilla de ascenso y no se ha logrado. Puede ser el único parche de la temporada. Por lo demás, creo que el fútbol base ha hecho un trabajo bastante bueno.

– En un club como es el Granada CF, en el que en los últimos años solo se ha vivido el debut de Juanan Entrena (acto seguido fue fichado por el Deportivo Alavés). De cara al futuro, ¿consideras que se va a apostar de verdad por los jugadores de la cantera?

– Yo por mi parte opino que se debería de apostar. Se debería de apostar porque si hay jugadores que están preparados y compiten en una Liga como es la Segunda División B y concluyen en la parte de arriba peleando por un ascenso a la Liga 123, el salto a Segunda División es importante pero tampoco es excesivamente grande. Con lo cual, si hay jugadores que están preparados y capacitados para jugar en Segunda División y son de la casa, mejor a que venga uno de fuera. Eso repercute en el reconocimiento a nivel de masa social, a nivel de que el chaval es de Granada, luego a nivel de que pueda dar el salto y un equipo lo firme dejando un montante económico importante para el club. Son muchísimas cosas. Así que espero que en los próximos años se apueste por gente de la cantera y que valga para jugar en Segunda División o categorías superiores.

– Siempre se ha dicho que en el fútbol andaluz dominan equipos como el Sevilla FC, el Real Betis Balompié o el Málaga CF. ¿Qué opinión tienes tú al respecto de esta situación? ¿Consideras que el Granada CF está cada vez más cerca del nivel de estos equipos? De no ser así ¿que nos falta?

– Yo el conocimiento que tengo es de unos diez-once meses, puesto que es el tiempo que llevo en la cantera del Granada CF. Antes no sabía nada de lo que se cocía en estos filiales. Veo que el Málaga CF, el Sevilla FC, el Real Betis Balompié nos llevan años ganados, porque si te das cuenta el Málaga CF en División de Honor tiene al propio Málaga y al San Félix, que son dos equipos peleando por el campeonato. Donde esos niños del San Félix que son de primer año, la temporada siguiente van a estar en el Málaga CF. Del división de honor pasan al Tercera División (aunque cabe destacar que el Atlético Malagueño es nuevo equipo de Segunda División B). Con lo cual, ellos ya tienen un proyecto. Por ejemplo, el Sevilla FC en Cadete División de Honor tiene a la AD Nervión. Son equipos que siempre tienen dos conjuntos en las categorías más importantes del fútbol formativo. Y quieras que no, eso es avanzar. Creo que eso es muy importante. Que tú tengas en la élite de los equipos al mayor número posible de afiliados ayuda mucho. El CD Santa Fe si hubiera logrado ascender a División de Honor, todos los del juvenil Nacional se marchan al CD Santa Fe y de esta manera logras ir formando nuevos futbolistas. Por ello, en lugar de tener a 22 jugadores en División de Honor tienes a 44, y de esta manera tienes una criba para que puedan salir más futbolistas. Si lo haces en Juvenil Nacional igual. Si lo haces en Cadete División de Honor igual. Llegar a un acuerdo con la UD Maracena por ejemplo. Como te digo, no es lo mismo que en Cadete División de Honor haya 22 futbolistas a que haya 44. Al final con la criba, tu vas sacando cada vez más jugadores.

Creo que eso es una de las cosas que el club está valorando y eso es lo que hace el Málaga CF, el Sevilla FC y el Real Betis Balompié. Se trata de sacar mayor cantidad de futbolistas y que puedan llegar muchos más a la élite con los años que tienen de trabajo desde alevín para arriba.

– De hecho, acaba de coincidir el factor de que el Málaga CF se proclama campeón en División de Honor. El San Félix se clasifica para Copa del Rey y es capaz de ganar fuera de casa a la Real Sociedad. El CD 26 de Febrero logra la salvación en la élite del fútbol juvenil. Para más inri, dos equipos malagueños como son Vázquez Cultural y CD Tiro de Pichón logran el ascenso desde vuestra categoría. Es decir, cinco equipos malacitanos que confirman esta tendencia ¿no?

– Sí, porque al final el nivel de fútbol en Andalucía para mí es el mejor en comparación con el resto de España. Al final te das cuenta que la cantidad de equipos que existen en Málaga son muy importantes. Si te pones a valorar años atrás, la gente de Andalucía que ha subido su equipo a Primera División, como son el Real Betis, el Málaga CF o el Sevilla FC hay muchos muchos jugadores que han subido para jugar en la élite. Y eso quieras que no, habla del nivel competitivo que hay en esta categoría.

– Para ir finalizando la entrevista, conocemos a Rubén Torrecilla como futbolista y como entrenador, pero no como persona. ¿Como es Torrecilla a nivel personal?

– Pues soy una persona familiar. Me gusta mucho estar con mi familia, disfrutar de mi hija y de mi mujer. Soy una persona tranquila. No soy de salir. Me gusta salir cuando puedo con mi mujer para ir al cine. Me gusta jugar al pádel cuando puedo. Yo juego con los veteranos del Granada CF cuando se puede. Por ejemplo, tenemos ahora este fin de semana una triangular con el Nerja y el Córdoba CF. En definitiva, soy una persona familiar, una persona cercana, una persona que para el jugador puede ser que haya distancia porque soy muy serio, pero luego soy una persona que me gusta dar una de cal y otra de arena. Se que al jugador se le puede exprimir, pero también se le puede dar su premio. Con lo cual, me definiría como una persona a la que le gusta mucho el fútbol y a la que le gusta mucho pasar ratos en familia.

– ¿Cual consideras que puede ser tu mejor virtud y tu peor defecto?

– Mi mejor virtud es que creo que soy una persona que le saca bastante partido a los jugadores, tanto a nivel individual como colectivo. Y mi peor defecto es que a veces me cabreo mucho. Este año he echado bastantes broncas, que también les han venido bien para espabilar. Sin embargo, como te digo soy una persona  que creo que en ese sentido tengo que aprender un poco más. Cuando ser un poco más paciente, respirar diez segundos y pensar. Pero es un defecto que lo llevaba también cuando jugaba al fútbol. Yo no negociaba ningún balón dividido. Iba muy fuerte a las disputas. Era agresivo en todos los sentidos, y no es que sea agresivo de más, pero a veces tener una pausa y pensar ayuda a mejorar.

– Un entrenador de fútbol que pasa prácticamente todo el día analizando rivales, viendo vídeos … ¿En algún momento se cansa uno de ver fútbol?

– Nunca. Mi mujer al final se tuvo que comprar un Ipad. Ella ve Yomvi en su Ipad porque en mi casa se vive el fútbol por todos los costados. Juegue el Real Madrid, el FC Barcelona, haya Copa del Rey, haya UEFA Champions League, Europa League, Segunda División B si se retransmite. Yo lo veo todo. A veces estoy viendo en mi Ipad la Liga 123 y algún equipo de Primera División en la tele. Aunque tengo que destacar que este año he visto Segunda División siempre que he podido. Como te digo, puedo ver dos partidos a la vez. Pero sí, si veo fútbol profesional. También en ocasiones he ido a ver al Cúllar Vega porque vivo aquí al lado del estadio y da la coincidencia de que nosotros jugamos en otro horario. También alguna mañana he ido a ver al CD Santa Fe Juvenil Nacional, porque es el rival que suelta a nuestros siguientes adversarios. Pero sí, me gusta ver fútbol y luego analizar. Me gusta mucho analizar.

– Para ir finalizando la entrevista, ganar la Liga Juvenil Nacional ha sido tu primer éxito como entrenador. Antes te preguntaba cual era tu sueño como futbolista ¿Y como entrenador?

– Mi sueño es llegar a entrenar en la Liga profesional. Creo que llevar la gestión de un club profesional es el sueño de cualquier entrenador. Al final, todo esto que estamos formando a día de hoy son las bases para llegar. Para mí, el que llega demasiado rápido se confunde, puesto que hay que tener una base. José Luis Oltra tuvo una base al principio como entrenador. Empezó en los juveniles de la cantera del Levante UD, luego cogió al filial, estuvo llevando a equipos en preferente… En definitiva, él tuvo un proceso para llegar a la élite. Francisco que es muy amigo mío cuando vino a jugar con el CD Lugo también me lo comentaba, que él empezó con los juveniles, luego fue segundo entrenador del filial, luego le dieron el filial… Por eso, son entrenadores que van a tirarse muchos años en el fútbol profesional y tienen una base debajo. Por eso creo, que todo esto que estamos haciendo nosotros, la base que estamos teniendo, viene bien para luego llegar y mantenerte.

–  Bueno, decir que a nivel personal ha sido un placer tener la oportunidad de entrevistar a un jugador que ha sido profesional y que ha tenido la oportunidad de disfrutar del mundo del fútbol. De corazón te deseo la mayor de las suertes en la carrera que estás iniciando y espero que tengas muchísimo éxito porque se ve la dedicación y la pasión con la que trabajas. Así que nada, muchas gracias por concedernos este ratito de fútbol.

– Muchas gracias a ti, a Jose Fernández y a Estaestugrada porque como te decía el otro día por teléfono, el que hagáis todos estos resúmenes de los partidos y estas entrevistas sobre el fútbol base no se había hecho nunca. Yo creo que eso dice mucho de vosotros. Seguir trabajando con esta dedicación con que lo hacéis porque al final llega a mucha gente. Muchas personas puede ver lo que pasa a nivel de fútbol base tan solo metiéndose en Internet. Todo eso es gracias a vosotros, también a nivel de Tercera División, Preferente y Andaluza. Eso dice mucho del trabajo de Estaestugrada. Así que seguir trabajando con esa pasión porque llegáis a mucha gente y eso es muy importante.

Imagenes: Granada en Juego (La foto de Rubén Torrecilla) y Granada CF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here