El Granada CF Cadete “B” no pudo hacer pleno de victorias y cede el ascenso a la UD Motril.

El Municipal de Cúllar Vega “San Miguel” acogía en la tarde de este sábado (11,30 horas) el encuentro para dilucidar el Campeón Provincial de la 2ª Andaluza, entre el Granada CF Cadete “B” y la UD Motril, con el arbitraje de Alberto José Pérez Candela, del Colegio Almeriense.

Partido fraticida, a mi parecer injusto, de dilucidar el Campeón absoluto, de dos grupos, donde han sido justos campeones, y jugarse el ascenso en tan solo 90 minutos, en campo neutral y sin margen de maniobra.

El partido empezó con muchos nervios en ambos conjuntos, entre los dos mejores equipos, pero con diferencias sustanciales, el Granada CF presentaba todo el plantel de primer año, como debe ser en un equipo filial, mientras que la UD Motril lo hacía con todos sus jugadores a excepción de 4, de segundo año.

La UD Motril tardó 10 minutos en acercarse por primera vez a la meta defendida por Adri, mientras que el Granada CF, aunque sin peligro, disfrutó de varias ocasiones. Hubo que esperar hasta el primer cuarto de hora para ver el primer gol, primer regalo de la defensa nazarí, que aprovechaba Toni para batir por bajo a Adri.

El gol expoleó a los costeros que tan solo unos instantes más tarde vieron como Rubiño mandaba el balón arriba en una bonita jugada de contraataque. Los “amarillos”, en el día de hoy, se sentían cómodos, mantenian buena presión en el medio campo, obligando a los rojiblancos a lanzar balones verticales buscando a sus puntas, dándole ventaja a los corpulentos defensas motrileños.

Otro desajuste defensivo en la zaga granadinista. Tomás y Adri no se entienden, aprovechando Javi el error, pero la manda arriba. El Granada CF no reaccionaba. Adri se tuvo que emplear de lo lindo para detener un córner muy cerrado, lanzando un contraataque que fue detenido bruscamente por una falta en la medular. Antes de marcharnos al descanso el Granada CF pudo empatar el encuentro, en una de ellas Aranda no acertó a meterla entre los 3 palos tras una jugada de Arroyo, y en la siguiente Sergio no pudo sorprender al meta visitante Antonio, jugada con la que se llegaría al descanso.

La segunda mitad empezó dramática para los intereses rojiblancos, aunque fueron los primeros en golpear. Aranda empezaba a ser un filón por banda, dándole un pase a Guichard que éste la pica y se marcha arriba por muy poco. La UD Motril no se andaba con tonterías. En el enésimo fallo defensivo, una perdida de balón dentro del área nazarí, lo aprovechaba Rubiño para anotar su gol 51 en lo que va de liga.

El Granada CF sabía que eran superiores técnicamente y físicamente y que con el calor reinante sobre el césped, haría que su rival bajara un poco la intensidad y así fue. Rondabamos el minuto 56 cuando una buena jugada por banda derecha hace que le llegue el balón a Pareja, para que fusile a Antonio y ponga el 1-2 en el luminoso.

Los motrileños acusaban el esfuerzo y veían como el Granada poco a poco se hacían con el balón. Ochoa en dos ocasiones estuvo a punto de poner la igualada con dos jugadas le gran calidad donde se fue de su par y dentro del área no acertaba a anotar. Los de Marcos Rubiño cometían muchos riesgos en busca del empate, dejando huecos atrás, pero Ángel muy atento mantuvo a su equipo con vida.

A falta de 15 minutos, una falta en la medular fue peinada por Ochoa con la mala fortuna de mandar el balón al poste, lo que sería preludio del empate. Aranda se marcó un jugadón por banda, dejó a su defensor sentado, entró en el área poniendo la igualada de un gran disparo. Con el empate se llegaría a la finalización del encuentro.

La prórroga fue rojiblanca. Muchos jugadores acusaban el esfuerzo, sentían calambres y alguno tuvo que dejar el terreno de juego. El Granada CF enumeraba ocasiones de gol, pero no era el día. Antonio y su defensa mantenían la igualada en el marcador, llegando al final de los 120 minutos con el 2-2.

Llegaba la lotería de los penalties. La UD Motril no acertaba a anotar sus dos primeros, acercando el título a las filas rojiblancas, pero la mala fortuna, la presión o mil circunstancias hizo que los nazaríes fallaran los 3 siguientes, haciendo que el título y el ascenso se fueran para Motril.

Dar la enhorabuena a ambos conjuntos por el temporadón que han hecho y a la UD Motril en especial por el ascenso de categoría.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here