Vuelta a la realidad. Una vez más, y como maldición a la buena racha del Granada CF, apareció el fatídico minuto 93. La temporada pasada, la del desastre absoluto, estuvo cargada de situaciones muy similares a la vivida ayer en tierras gallegas. Un testarazo de Carlos Pita en la última acción del encuentro dio tres puntos fundamentales a un CD Lugo que regresa a la senda del triunfo y se acerca de nuevo a la zona de Playoffs de Ascenso a la Liga Santander. Por su parte, el Granada CF pone fin a una racha de cuatro victorias consecutivas en un envite, en el que logró adelantarse con el undécimo gol de la temporada de Darwín Machís, pero en el que la falta de puntería condenó a la derrota final.

90 minutos antes, daba comienzo a una batalla en la que el Granada CF se hizo con la posesión del esférico desde el primer minuto de juego. Los pupilos de José Luis Oltra se sentían cómodos sobre el verde del estadio Ángel Carro, lo que desestabilizó a un CD Lugo que tenía como plan inicial inquietar a los rojiblancos horizontales con minutos de agobio y presión asfixiante. No obstante, el conjunto nazarí controló ese ímpetu local para mantener el 0-0 tras 15 minutos de juego. A partir de entonces, el ritmo se intensificó, con dos equipos que iban arriba en busca del primer tanto del envite. La primera opción estuvo en la cabeza de Campillo, pero el futbolista lucense envió por encima del marco un remate franco. Acto seguido, y en una contra foránea, Sergio Peña (repetía titularidad por segundo partido consecutivo) logró filtrar un pase al hueco para un Darwín Machís que en el mano a mano no perdonó. El Granada CF lograba el 0-1 y se ponía por delante en un auténtico espectáculo futbolístico.

Tras el tanto del delantero venezolano, el estadio Ángel Carro reaccionó, a sabiendas de la importancia de un partido al que el CD Lugo llegaba con una necesidad imperiosa, tras sumar 2 de los últimos 15 puntos posibles. Por ello, los futbolistas gallegos se volcaron sobre la meta de Javi Varas, hecho que les valió para lograr el empate con el que se llegaría al descanso. En primera instancia, fue Chuli el que pudo anotar el 1-1 en un remate al primer toque que se marchó a escasos centímetros de la meta rojiblanca. Sin embargo, hay una frase hecha en el lenguaje español que dice: “el que avisa, no es traidor”. Y así fue. Tan solo un minuto después, Carlos Pita hacía saltar de los asientos a los aficionados locales con un lanzamiento al palo del que se benefició de su propio rechace para devolver la igualdad al electrónico.

Restaban 15 minutos para el final de la primera parte, y el partido era un torbellino de emociones. Y en ese torbellino faltaba por sumarse Adrián Ramos, futbolista que gozó de dos opciones con las que haber adelantado de nuevo al Granada CF. Así mismo, el propio Machís también gozó de una enorme oportunidad para lograr el 1-2, pero su lanzamiento se marchaba muy desviado tras un gran pase atrás de Salvador Agra. Por consiguiente, 1-1 al descanso en uno de los partidos más atractivos de la temporada.

Ya en la reanudación, más de lo mismo. El partido siguió gozando de una efervescencia que desconcertaba a todo aquel que intentaba saber que equipo se llevaría el gato al agua. De nuevo, el primero en golpear fue un Granada CF que vio como Sergio Peña probaba desde la frontal del área un lanzamiento que se marchaba lejos de la meta de Juan Carlos. Sin tiempo para digerir esa oportunidad, sería Carlos Pita el que se aprovechaba de una buena asistencia de Iriome para probar fortuna con el que habría sido su segundo gol de la cita. Sin embargo, el delantero gallego corrió la misma suerte que su compañero nazarí.

El ritmo era tan alto, que en un visto y no visto se llegaba a la hora de encuentro. Con tal minuto campando en el electrónico del estadio Ángel Carro, de nuevo Adrián Ramos pudo cambiar el devenir del envite con un lanzamiento que salvó bajo palos el CD Lugo. Sin embargo, del posible 1-2, se llegaría al definitivo 2-1. Entre tanto, varias oportunidades locales que se marcharon fuera. Pero regresando a lo estrictamente necesario, cumplido el minuto 92 de juego ( se habían prolongado 3 minutos), una falta lateral en el flanco izquierdo del ataque gallego se convertiría en la decepción absoluta. Dicho sentimiento floreció en los rostros de los futbolistas granadinos cuando Campillo colgó un balón perfecto que en el punto de penalti Carlos Pita remataba al fondo de la red. El Ángel Carro estallaba de alegría, y el Granada CF no se terminaba de creer la aparición de una maldición que lo ha acompañado en demasía en las últimas temporadas.

Derrota pero grandes sensaciones de un Granada CF que parece haber acoplado las piezas necesarias para conformar un once equilibrado. Contratiempo duro e inesperado, pero la división de plata del fútbol español es una categoría en la que puede pasar de todo. Por consiguiente, toca olvidar la derrota y empezar a preparar una nueva batalla, partido que medirá al conjunto granadino con el Nàstic de Tarragona el próximo sábado 10 de marzo a partir de las 16:00 horas de la tarde.

FICHA DEL PARTIDO:

CD Lugo: Juan Carlos, Kravets, Josete, Bernardo, Leuko, Seoane, Pita, Campillo, Fede Vico, (min 85 Cristian Herrera), Iriome, (min 67 Jaime Romero), Chuli, (min 75 Mario Barco)

Granada CF: Javi Varas, Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez, Alberto Martín, Kunde, Agra, (min 74 Hjulsager), Machís, Sergio Peña, (min 80 Joselu), Adrián Ramos, (min 91 Pedro Sánchez)

GOLES: 0-1 min 21 Machís, 1-1 min 28 Pita, 2-1 min 93 Pita

Árbitro: Pizarro Gómez. Amonestó a los locales Seoane (min 16)y Leuko (min 22) y a los visitantes Chico Flores (min 19) y Álex Martínez (min 93)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 29 de la Liga 123 17/18, celebrado en el estadio Ángel Carro (Lugo)

Imagen: Twitter oficial de la Liga 123

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here