Tras el varapalo sufrido en el estadio Ángel Carro, el Granada CF regresaba a la competición doméstica con la lluvia como protagonista. El temporal que está azotando a toda España en las últimas dos semanas no iba a dar una tregua en la capital nazarí a la hora del partido, por lo que los accesos al estadio Nuevo Los Cármenes se complicaron por tal razón. Sin embargo, con todo el mundo ocupando sus asientos, la lluvia decidió dejar paso al espectáculo futbolístico de dos equipos que necesitaban los tres puntos para acercarse más si cabe a sus respectivos objetivos deportivos. El de los locales, seguir con su triunfal racha en casa para asaltar zona de ascenso directo a la espera de la visita del Rayo Vallecano a la UD Almería. El de los visitantes, alejarse de la zona caliente de la división de plata del fútbol español, así como demostrar la calidad de un equipo que se ha ganado por derecho propio el apelativo del mejor visitante de toda la competición doméstica.

Con tales condicionantes, daba comienzo a un partido en el que José Luis Oltra repetía por tercera jornada consecutiva once inicial. De nuevo la calidad técnica de Sergio Peña sumada a la corpulencia de Adrián Ramos eran las bazas ofensivas de un Granada CF bien secundado por los costados por la velocidad y desequilibrio de Machís y Salvador Agra. Con tal poderío ofensivo, el guión esperado era el de una superioridad manfiesta de la escuadra granadina. Y así fue. Los pupilos de José Luis Oltra salieron en tromba en busca del primer gol, tanto que pudo llegar a los 6 minutos de juego con un lanzamiento alto de Sergio Peña tras dejar atrás a su defensor con un delicioso caño. Dos minutos antes, Machís ya había probado a Dimitrievski con un lanzamiento lejano que el macedonio atrapó sin mayores problemas.

El dominio era rojiblanco horizontal. No obstante, enfrente estaba el mejor visitante de la categoría. No se podía dar ni una facilidad a un equipo que se encuentra como Pedro por su casa con tales acciones. Dicha lección era conocida por el Granada CF, pero de la teoría a la práctica hay un mundo. Por tal razón, en su primer acercamiento, el Nàstic de Tarragona pudo hacer el 0-1 con un cabezazo al palo de Barreiro. El atacante catalán avisaba del peligro de un conjunto que confirmaría tal tendencia minutos después. Previamente, tanto Álex Martínez como Kunde probaron fortuna con sendos lanzamientos de falta, pero Dimitrievski demostró una seguridad digna de alabar.

Finalmente, y en las postrimerías de la primera mitad, una contra visitante llegó a las botas de un Omar que encaró a su par dentro del área, poniendo el balón lejos del alcance de un Javi Varas que no pudo hacer nada por evitar el 0-1. El Granada CF lo intentó con más corazón que cabeza, pero el electrónico ya no se movió más en los primeros 45 minutos de juego. La escuadra rojiblanca horizontal se marchaba al túnel de vestuarios por detrás en el marcador, y con la sensación de que tendría que dar mucho más para lograr tres puntos que se habían complicado con ese tanto catalán.

Ya en la reanudación, y espoleados por un Nuevo Los Cármenes que asumió bien su papel en el partido, el Granada CF salió con una marcha más en busca del empate. Los futbolistas nazaríes se hicieron con la posesión del esférico, por lo que el Nàstic de Tarragona se vio obligado a esperar en campo propio, evitar las envestidas locales y soltar alguna que otra contra con la que anotar la sentencia. La primera opción estuvo de nuevo en las botas de Darwin Machís, pero su lanzamiento desde la frontal del área salió demasiado flojo, lo que facilitó el trabajo de un Dimitrievski que no encontró dificultades para agarrar ese balón.

José Luis Oltra no lo veía claro. A pesar del intenso dominio del Granada CF, el preparador valenciano decidió dar entrada a Joselu en lugar de Alberto Martín. De esta manera, ganaba en presencia ofensiva, a la vez que perdía en construcción y destrucción en el centro del campo. Sin embargo, la puesta no pudo salir mejor, puesto que en su primera participación, el delantero granadino dejó un balón atrás perfecto para que Salvador Agra se sacara un lanzamiento ante el que solo una genialidad del meta macedonio del Nàstic evitó que se tradujera en el empate a 1. Los cambios se sucedían en ambos equipos, con el objetivo de cambiar la dinámica del envite. Sin embargo, lo que no cambiaba, era la inspiración de un Dimitrievski que volvió a salvar a los suyos al atajar con una soberbia mano una prolongación en el segundo palo que Chico Flores remató con toda la intención del mundo entre los tres palos.

El tiempo seguía corriendo en contra del Granada CF. El nerviosismo de la grada se adueñó de los jugadores locales, que empezaron a precipitarse en acciones en las que la mejor solución quizás no era el remate lejano o el centro al área. Finalmente, los tres puntos volaron dirección Tarragona, y es que Darwin Machís, en la más clara de todo el partido, no puedo establecer la igualada en una pena máxima que estrelló contra la madera en su afán por salvar la estirada de Dimitrievski, que sin embargo se había vencido al lado contrario. Por consiguiente, 0-1 para un cuadro catalán que confirma de esta manera su templanza lejos de su propio estadio.

Segunda derrota consecutiva para un Granada CF que vuelve a caer en casa tras siete victorias consecutivas. El ascenso directo no podrá ser en esta jornada 30, pero toca seguir trabajando para ocupar dichas posiciones privilegiadas. La próxima cita para los rojiblancos horizontales será en tierras asturianas, ante un Real Oviedo que tampoco llega en su mejor momento de forma.

FICHA DEL PARTIDO:

Granada CF: Javi Varas, Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez, (min 79 Pedro Sánchez), Alberto Martín, (min 56 Joselu), Kunde, Agra, (min 69 Hjulsager), Machís, Sergio Peña, Adrián Ramos

Nàstic de Tarragona: Dimitrievski, Kakabadze, Gaztañaga, Fali, Uche, (min 72 Álvaro Vázquez), Barreiro, (min 82 Javi Márquez), Pleguezuelo, Tete, Omar, (min 64 Assoubre), Abraham, C. Arzo

GOLES: 0-1 min 36 Omar

Árbitro: Juan Luis Pulido Santana. Amonestó a los visitantes Pleguezuelo (min 19), Tete Morente (min 41), Otar (min 82) y Álvaro Vázquez (min 85)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga 123 17/18, celebrado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 8.435 espectadores (Granada)

Imagen: Twitter oficial del Granada CF// Pepe Villoslada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here