Tras la derrota por 2-0 ante la UD Almería, el Granada CF regresaba al estadio Nuevo Los Cármenes después de una semana de crispación en la que las redes sociales han disparado comentarios de todo tipo. El más leído fue el de no acudir al partido como medida de protesta tras los últimos resultados que han alejado en exceso el objetivo inicial del ascenso (tanto vía directa como por medio de los Playoffs). Dicho objetivo se cumplió, pues el feudo del Zaidín presentó una de las peores entradas de la temporada con un total de 6.068 espectadores.

La otra duda radicaba en el recibimiento al equipo. Regresando a las redes sociales, el segundo comentario más leído era el de acudir al estadio, pero protestar ante la nefasta temporada de una plantilla desalmada en las últimas citas. Y así fue. Desde la misma salida del túnel de vestuarios, momento en el que se escucha el himno del 80 aniversario, los silbidos hicieron acto de presencia en el que sin duda fue uno de los recibimientos más calientes que se recuerdan por el feudo nazarí.

Una vez que los 22 protagonistas estuvieron instalados sobre el terreno de juego, daba comienzo a una cita en la que los locales buscaban la primera victoria, así como el primer gol desde la llegada al banquillo de Miguel Ángel Portugal. Tan sólo hicieron falta cinco minutos para encontrar el primer acercamiento granadino, el cual fue protagonizado por un Pierre Kunde que se atrevió con un lanzamiento lejano que atrapó Edgar Badía. Acto seguido, y tras un nuevo robo en línea de tres cuartos, el propio futbolista camerunés encontraba desmarcado a un Pedro Sánchez que la puso atrás para el remate franco de Espinosa. Sin embargo, una vez más el meta catalán demostró su buena colocación con una atajada que mantenía el electrónico inicial.

La presión local era evidente. Por primera vez desde la llegada del técnico burgalés, el Granada CF tocaba el esférico con sentido. Las triangulaciones rápidas desajustaban a una retaguardia catalana, que no hay que olvidar que es una de las mejores de la categoría. Por tal razón, y en una falta sobre Adrián Ramos, el lateral nazarí Álex Martínez efectuaba un lanzamiento perfecto que se colaba en la meta del CF Reus. Un minuto más tarde pudo llegar el segundo, pero Espinosa no estuvo fino en su entrega. Dicha acción arrancó con balón para los visitantes, los cuales no lograron salir desde atrás con el esférico jugado, propiciando el robo de un Espinosa que intentó el pase de la muerte hacia Adrián Ramos, pero no salió. El CF Reus estaba desaparecido en un partido de claro color rojiblanco horizontal.

Sin embargo, el Granada CF es capaz de lo mejor y de lo peor en un mismo tiempo. Con el paso de los minutos, el conjunto local se fue diluyendo hasta el punto de ser dominado por el CF Reus. En primera instancia fue Vítor Silva el que tuvo el empate con un lanzamiento que se marchó demasiado cruzado. Instantes más tarde, Adrián Ramos se convirtió en el salvador de los suyos tras despejar en el área chica una falta botada por Gus Ledes. Por tanto, 1-0 al descanso y mucho trabajo por delante para cerrar la primera victoria de la era Miguel Ángel Portugal.

Ya en la reanudación, el encuentro decayó en lo que a intensidad se refiere. Tan sólo una opción de peligro en unos segundos 45 minutos soporíferos. Dicha oportunidad correspondió al CF Reus. Una buena triangulación, taconazo inclusive, provocó una contra en la que tres atacantes visitantes hacían frente a dos defensas locales. El esférico llegó a botas de Álex Menéndez, pero con todo a favor, el lateral catalán estrelló su disparo contra la defensa.

A partir de entonces, y con el miedo en el susto, el Granada CF optó por un juego contemplativo que no tenía otro objetivo que el de dejar pasar los minutos y cerrar la victoria final. Los cambios se sucedían en ambos en ambos equipos, al mismo tiempo que la afición protestaba por la pasividad de los suyos.

Gritos sarcásticos de olé, olé, así como aplausos cuando los locales tocaban con Javi Varas confirmaban la decepción de una afición que soñaba con otra situación a 19 de mayo de 2018. Finalmente, y tras un disparo desviado de Pedro Sánchez, se ponía punto y final a un envite en el que el Granada CF rompía con dos meses de sequía.

A pesar de los tres puntos, los resultados de los rivales directos no invitan al optimismo en la parroquia rojiblanca. No obstante, mientras las matemáticas no dictaminen lo contrario, todo es posible. Próxima parada: El Molinón vs Real Sporting de Gijón.

FICHA DEL PARTIDO: 

Granada CF: Javi Varas, Víctor Díaz, Chico Flores, Germán Sánchez, Álex Martínez, Raúl Baena, (min 70 Montoro), Kunde, Pedro, Machís, (min 64 Salvador Agra), Espinosa, (min 79 Joselu), Adrián Ramos

CF Reus: Edgar Badía, Yoda, Álex Menéndez, Vítor Silva, Juan Domínguez, (min 73 R. Guzzo), Atienza, Gus Ledes, Máyor, (min 61 Fran Carbia), Tito, Jorge Miramón, Lekic, (min 73 Edgar Hernández)

GOLES: 1-0 min 16 Álex Martínez

Árbitro: Ais Reig. Amonestó al visitante Edgar Hernández (min 74)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 40 de la Liga 123 17/18, celebrado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 6.068 espectadores (Granada)

Imagen: Pepe Villoslada/ Twitter oficial del Granada CF

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here