Tras dos derrotas consecutivas, el Granada CF estrenaba el año 2018 en condición de local recibiendo a un Real Zaragoza que desembarcaba en la ciudad de la Alhambra tras sumar 4 de los últimos 6 puntos. Por tanto, duelo de inercias en un feudo nazarí que un día más volvió a responder en favor de los suyos. Desde el mismo momento en que los futbolistas locales saltaron a calentar, los aplausos de la afición intuían una noche en la que se dejarían la piel en beneficio de los suyos. Dicho factor se confirmó con el clima de jubilo que se creó con el cántico a capela del himno del 80 aniversario del club rojiblanco horizontal. Por consiguiente, todo preparado para un partido que se había tildado de final para los pupilos de José Luis Oltra.

Para la cita, el propio técnico nazarí apostó por el siguiente once titular: Javi Varas, Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez, Alberto Martín, Kunde, Pedro, Machís, Sergio Peña y Adrián Ramos. Dos novedades en un Granada CF que apostaba de inicio por la velocidad del venezolano Darwin Machís y por la corpulencia de un Adrián Ramos que estaba ante una oportunidad única de ganar el respeto de la afición granadina.

Y así fue. Con los 22 protagonistas instalados sobre el terreno de juego, daba comienzo a un envite en el que solo hubo que esperar 40 segundos para cantar el primer ¡¡¡uyyyyy!!!. Dicha acción fue protagonizada por el propio delantero colombiano, que se benefició de un balón largo desde campo local para ganar la espalda a su defensor y encarar a un vencido Álvarez, que no pudo hacer nada para evitar el regate de un Adrián Ramos al que la madera le negó su primer gol en esta campaña 2017-2018. Tras dicha acción, llegó la reacción de un Real Zaragoza que basó su juego ofensivo en las acciones a balón parado. Sin sus dos referencias en ataque (Borja Iglesias y Toquero), el peligro maño pasaba por un Papu que no tuvo su mejor noche a pesar de disponer de una ocasión clara.

Sin embargo, el honor del primer gol del envite recayó en un S. Grippo que se adelantó a la retaguardia granadina para tocar el balón e introducirlo en la red de un Javi Varas que no pudo hacer nada para evitar dicho gol. A pesar del nerviosismo que suponía para la grada verse por debajo en el marcador, lo cierto es que la reacción nazarí no se hizo esperar. El Granada CF se volcó sobre la meta visitante, y en una de esas acciones, un centro al corazón del área de Víctor Díaz fue rematado por un Adrián Ramos que de esta manera se ganaba el perdón por su fallo anterior. Por consiguiente, un solo cuarto de hora disputado y empate a 1 en el electrónico.

Partido muy emocionante el que se estaba viviendo en el feudo del Zaidín. El alto ritmo imprimido por ambos equipos se notaba, y fruto de ello llegó una opción muy clara para Papu. El futbolista maño se encontró mano a mano ante un defensor granadino, pero tras recortarle, no acertó con un disparo que sacó abajo Javi Varas. Finalmente, y tras unos minutos en los que no paso gran cosa, un balón suelto dentro del área fue cazado por un Álex Martínez que repetía por segunda semana consecutiva para lograr el tanto de la remontada. 2-1 al descanso y mucho trabajo para lograr tres puntos finales que se antojaban fundamentales.

Ya en la reanudación, el partido siguió los mismos derroteros que en su primer acto. El Granada CF afrontaba la segunda mitad con el único objetivo de lograr el gol de la tranquilidad; tanto que pudo llegar en un mano a mano del extremo venezolano Darwin Machís. Sin embargo, el atacante nazarí no acertó a regatear al meta maño Álvarez, el cual sacó una mano prodigiosa para evitar el 3-1 en el electrónico. Tras dicha oportunidad, llegó una nueva opción de peligro para los locales, puesto que Sergio Peña intentó levantar de los asientos a los más de 10.000 aficionados congregados en el estadio granadino con un lanzamiento lejano que se marchaba fuera. Desde entonces, y casi hasta el final del partido, el dominio territorial fue para un Real Zaragoza falto de ideas de cara a la meta de Javi Varas. Los visitantes movían el balón de un lado a otro ante los pitos de la afición rojiblanca, que observaba atónita la pasividad de los suyos. Sin embargo, aunque la sensación era de dominio visitante, lo único cierto es que tan solo Febas pudo cambiar un electrónico que finalmente sería de 2-1. En esta ocasión, de nuevo el portero local salió en ayuda de un Granada CF que tuvo en el minuto 91 el gol de la sentencia, pero de nuevo la madera se cruzaba en el camino de un Adrián Ramos que anotó un gol, pero que pudo irse a casa con 3 tantos si los palos no hubieran salido en su contra.

Primera victoria del año 2018 para el Granada CF. Al amparo del estadio Nuevo Los Cármenes todo es más fácil. Con los tres puntos, los pupilos de José Luis Oltran dormirán en tercera posición, a la espera de la disputa del resto de la jornada. Ganar en casa es fundamental, pero el ascenso pasa por rascar algo lejos de la ciudad de la Alhambra. Dicha misión recaerá en una plantilla que tendrá en el FC Barcelona “B” su próximo rival.

FICHA DEL PARTIDO:

Granada CF: Javi Varas, Víctor Díaz, Saunier, Chico Flores, Álex Martínez, Alberto Martín, Kunde, Pedro, Machís, (min 67 Baena), Sergio Peña, (min 76 Quini), Adrián Ramos

Real Zaragoza: Álvarez, A. Benito, Verdasca, S, Grippo, Pombo, (min 74 Vinicius), Javi Ros, Febas, Eguaras, Lasure, (min 80 Alain), Papu, Zapater, (min 80 Pep Biel)

GOLES: 0-1 min 11 S. Grippo, 1-1 min 15 Adrián Ramos, 2-1 min 38 Álex Martínez

Árbitro: Dámaso Arcediano Monescillo. Amonestó al local Alberto Martín (min 52) y a los visitantes Eguaras (min 48), Lasure (min 54), Papu (min 73) y Grippo (min 84)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 23 de la Liga 123 17/18, celebrado en el estadio Nuevo Los Cármenes  (Granada) ante 10.579 espectadores

Imagen: Twitter oficial del Granada CF (Pepe Villoslada)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here