Los rojiblancos empatan sin goles en su visita a la Ciudad Deportiva Jose Ramón Cisneros ante un Sevilla Atlético colista y prácticamente dilapida sus opciones de ascenso directo. El filial sevillista sacó un punto con muy poco y la falta de ideas arriba de los de Morilla comienza a ser preocupante.

Que algo no andaba bien era evidente, máxime cuando Oltra fue cesado para nombrar a Pedro Morilla como técnico buscando así el impulso definitivo para engancharse de una vez por todas al tren del ascenso. Pues bien, lo cierto es que han pasado 4 jornadas desde entonces y las sensaciones, más que el balance, comienza a ser preocupante.

Una victoria por la mínima en el estreno ante el Numancia, una dolorosa derrota por 3-2 contra un Lorca desahuciado y un empate que supo a poco ante Osasuna precedían a la importante cita que el Granada C.F tenía en la tarde de hoy en las instalaciones sevillistas. Morilla introdujo a Saunier y Agra como principales novedades y mantuvo a jugadores como Pedro y Manaj con respecto a los 11 futbolistas que comparecieron ante Osasuna, algo que no terminó de darle al equipo esa chispa que se buscaba.

La primera parte fue horrible. A excepción de los primeros 15 minutos en los que el Granada generó mucho peligro única y exclusivamente por la banda derecha, donde la velocidad de Agra ponía en aprietos al Sevilla Atlético y hasta tres centros del luso bien pudieron suponer el primero para los visitantes. Rey Manaj conectó con uno de ellos para la buena respuesta del meta Soriano, mientras que al segundo no pudo llegar. El restante fue Kunde el encargado de rematarlo, pero Carmona taponó providencial para mantener la igualada.

Tras el primer cuarto de hora, el partido entró en un ritmo lento, infumable para cualquiera que no tenga algo de apego por alguno de los dos contentientes. Lo más destacado, para más inri, fue un garrafal error defensivo por parte de la zaga granadina en una cesión a Varas, que de no ser porque estuvo atento y salió presto al corte, hubiera significado probablemente el primero del partido, pues Cantalapiedra se quedaba absolutamente solo. La primera parte acabó con un remate de Pedro que sacó bien Soriano.

La segunda parte fue más de lo mismo. Hubo que esperar 10 minutos para ver la ocasión más clara del partido para el Granada, en un gran pase de Pedro a Álex Martínez que de tacón, cedió para Manaj que no pudo rematar a gol en una posición inmejorable. Inmediatamente después, Lara respondió del lado sevillista y obligó a Javi Varas a intervenir con el pie.

Con el partido en standby, Morilla introdujo a Ramos y Joselu de una tacada, en detrimento de Montoro y Manaj, con el claro objetivo de marcar el gol que desnivelara la balanza del lado visitante. Lo cierto es que parecía que el cambio agitó a los rojiblancos, pues tuvieron dos acercamientos seguidos con el cafetero como protagonista que metieron el miedo en el cuerpo a la parroquia sevillista. En primer lugar lo intentó de tacón tras centro de Agra, pero la defensa sacó bajo palos. En segunda instancia, su remate de cabeza se marchó alto por poco.

Sin embargo fue un espejismo, pues pronto el delantero se contagió de la atmósfera del partido y se volvió a aquellos minutos en los que reinaban las imprecisiones, los balones en largo, los centros cortos… y demás aspectos inconcebibles en un equipo que aspira a ascender a Primera División. Puertas salió a falta de 10 minutos en lugar de un fatigado Agra y lo poco que aportó fue en la última jugada, a la desesperada, donde protagonizó un gran eslalon sorteando hasta a tres oponentes, siendo el balón rechazado por un defensa cuando entraba dentro del área para posteriores fallos de Chico Flores y Kunde en hasta dos rechaces.

Empate preocupante por la forma y el fondo, pues en las dos últimas salidas el Granada no ha sido capaz de sumar los 3 puntos ante dos equipos virtualmente descendidos. La falta de ideas, de pegada y de empaque para transmitir ante un filial la necesidad de sumar, no hacen justicia a los aficionados (otra vez) desplazados que no dejaron de animar durante unos 90 minutos para olvidar y que dejan al Granada séptimo a uno de la promoción.

Ficha técnica:

-Sevilla Atlético: Soriano; Carmona, Cristian Gil, Berrocal, Álex Muñoz; Yan Brice, José Mena, Boutobba, Cantalapiedra, Lara; y Miguel Martín.

-Granada C.F: Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez; Montoro, Alberto Martín, Kunde, Agra, Pedro Sánchez; y Manaj.

Amonestaciones: El colegiado amonestó por los locales a Cristian Gil y Álex Muñoz y al visitante Víctor Díaz.

-Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada de LaLiga 1|2|3, disputado en la Ciudad Deportiva Jose Ramón Cisneros en Sevilla.

Informa: Luis Ruiz

Imagen: LaLiga 123

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here