Tras el varapalo sufrido en casa ante la UD Almería, el Granada CF Infantil “A” se desplazaba hasta tierras jienenses para rendir visita a un Linares Deportivo muy necesitado en lo que a puntos se refiere, puesto que los locales se mantienen una sola unidad por encima de la zona de descenso que ocupan sus vecinos del Real Jaén CF. Sin embargo, tal y como comentábamos en la previa, los pupilos de Sergio Corpas se encontraban con el orgullo herido; factor que desapareció merced a la actuación estelar de un Granada CF Infantil “A” que venció por 1-3 pero que dispuso de numerosas ocasiones con las que haber incrementado dicho electrónico. Así mismo, los tres puntos permiten a los nazarís recuperar la 4ª plaza con 47 puntos en su casillero particular, uno menos que el Puerto Malagueño (3ª posición) y 4 menos que una UD Almería que no pudo pasar de empate precisamente ante el conjunto malagueño.

80 minutos antes, daba comienzo a un partido que se puede resumir en una expresión: acoso y derribo de los visitantes. El Granada CF Infantil “A” dispuso de hasta 13 ocasiones claras en la primera mitad, pero la falta de puntería les condenó a un resultado muy justo al final del primer acto. La velocidad de Jesús Reyes, Joaquín o Cristian López fue determinante para una defensa local que presentaba muchas dificultades para parar las envestidas granadinas. Sin embargo, hay una ley no escrita en el fútbol que dice que el que perdona lo paga. Y así fue, puesto que el primero en golpear fue un Linares Deportivo que en su primer acercamiento se encontró con el 1-0. Dicha jugada comenzaba con una falta colgada al área nazarí; acción que no acertó a despejar la defensa rojiblanca y que tras varios rechaces terminó en la red gracias al acierto de Jose Luis Cortés Ayuso.

Sin tiempo para disfrutar en exceso de dicho tanto, el Granada CF Infantil “A” se puso el mono de trabajo y logró tres minutos después acertar por fin de cara a meta. Dicho honor recayó en Mario Domínguez Franco; futbolista que no perdonó la oportunidad de lograr el empate y permitir a los pupilos de Sergio Corpas llegar al intermedio con otra cara. Por consiguiente, 1-1 al descanso e ilusión renacida en un conjunto nazarí que sabía que la victoria terminaría llegando.

Ya en la reanudación, más de lo mismo. En esta ocasión, las ocasiones de los visitantes no fueron tan numerosas, pero tal factor no significa que no las tuvieran. 7 fue el número de oportunidades con las que haber sentenciado antes el envite, pero tal misión correspondió a dos futbolistas en concreto: Jesús Reyes y Antonio Espigares. Siguiendo el orden lógico del transcurso del partido, el primero en golpear fue Jesús Reyes con un disparo ajustado desde fuera del área ante el que nada pudo hacer el meta local Javier Fernández. El Granada CF Infantil “A” le daba la vuelta a la situación, y seguía apretando en busca de más. Y así fue. Dos minutos después del 1-2, llegaría el 1-3 en la cabeza de Antonio Espigares; futbolista que conectó un remate de cabeza muy certero a la salida de un córner. De nuevo, las jugadas de estrategia se convertían en las mejores aliadas de una escuadra granadina que está encontrando numerosos goles en dichas acciones.

Con el resultado muy favorable a favor de los visitantes, el Linares Deportivo lo intentó hasta el final, pero el Granada CF Infantil “A” no dio facilidades, por lo que el resultado ya no se movió más en un partido en el que los visitantes lograron los tres puntos sufriendo más de lo que fue el partido en sí. A pesar de tal situación, grandes sensaciones para un equipo que ha recuperado el tono futbolístico tras las derrota ante la UD Almería. Por consiguiente, moral por las nubes en los pupilos de Sergio Corpas; equipo que medirá fuerzas ante el CD Tiro de Pichón en el estadio Miguel Prieto en un encuentro correspondiente a la jornada 22. Dura prueba ante un rival directo, pero confianza plena en un conjunto granadino en el que priman las palabras unión y familia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here