Tras sumar los primeros tres puntos bajo el mandato de Miguel Ángel Portugal, el Granada CF se desplazaba hasta tierras asturianas para rendir visita a un Real Sporting de Gijón inmerso en plena lucha por el ascenso directo. Ese era el objetivo nazarí a principios de temporada, pero una sucesión de malos resultados (que le costaron el puesto tanto a José Luis Oltra como a Pedro Morilla) condenaban a los rojiblancos a jugar a una única carta si deseaban alcanzar la zona de Playoffs. Dicha carta era muy clara: ganar y esperar resultados.

Así pues, y en una jornada que presentaba el aliciente de la disputa de su totalidad a la misma hora, daba comienzo a una batalla en la que ambos equipos estuvieron más preocupados de no cometer errores que de hacer daño al rival. El cuadro local tocaba el esférico con sentido, pero la retaguardia nazarí apenas sufría las acometidas de un equipo que buscaba una y otra vez la velocidad de Jony. Dicho futbolista pudo ser granadino en el mercado de invierno, pero el conjunto asturiano se hizo con la pole de un fichaje que ha sido determinante en el gran rendimiento del Sporting de Gijón durante la segunda vuelta de la competición doméstica.

Cuando el electrónico de un abarrotado El Molinón marcaba el minuto 18 de juego, una acción individual de Santos propicio el primer tanto. Dicho futbolista controló el esférico de espaldas, pero un gesto técnico de enorme calidad le permitió superar a un Chico Flores que perdió la posición. Por tal situación, Santos encontró una autopista para adentrarse en el área visitante y dejar un balón muerto para el remate en el segundo palo de Alberto Lora.

A partir de entonces, el cuadro granadino intentó adelantar líneas. Sin embargo, la fragilidad defensiva de este equipo durante toda la campaña ha sido una constante del fracaso final. Tan sólo se necesita una jugada para confirmar la pasividad granadina. Una falta lateral botada por Álex Martínez se convirtió en una contra dos para dos para un Real Sporting de Gijón que estuvo a punto de hacer el segundo en dicha acción. Acto seguido, llegaría la única oportunidad de los visitantes en los primeros 45 minutos de juego. Adrián Ramos se encontró con la estirada de Mariño tras conectar un centro lateral desde el flanco derecho del ataque nazarí. Finalmente, y para cerrar un soporífero primer acto, el cohete Jony se hacía con un esférico en línea de 3/4 para internarse en el área de Rui Silva y sacar un disparo que tuvo que despejar como pudo el meta portugués. Por consiguiente, 1-0 al descanso y mucho trabajo para darle la vuelta a un partido que confirmaba el fracaso de los visitantes en una campaña diseñada para ascender.

Ya en la reanudación, el envite dio un vuelco en lo que a dominio se refiere, al menos durante los primeros diez minutos de juego. Las palabras en el vestuario de Miguel Ángel Portugal dieron alas a un Granada CF que salió a dominar la situación. El Real Sporting de Gijón se veía obligado a achicar balones ante el empuje de un cuadro visitante que obtuvo recompensa gracias al primer tanto de la temporada de Germán Sánchez. Dicho gol llegó tras cabecear un saque de esquina botado por Javier Espinosa.

No obstante, una doble tendencia negativa se ha repetido durante todo el curso. El Granada CF ha destacado por recibir goles en los últimos minutos del primer y segundo tiempo, así como encajar rápidamente tras lograr anotar. En esta ocasión, tan sólo fueron suficientes ocho minutos para que Federico Barba volviera a adelantar a los locales con un remate de cabeza ante el que nada pudo hacer Rui Silva.

Desde entonces, el gran momento de sensaciones por el que atravesaba el cuadro nazarí desapareció por completo. Los goles en otros estadios, así como el nerviosismo de lograr la igualada propiciaron un estado de ansiedad del que se benefició el Real Sporting de Gijón. En primera instancia, fue Jony el que probó fortuna con un lanzamiento lejano que atajó el meta portugués. Instantes después, Santos filtraba un esférico al espacio para la llegada de Pablo Pérez, el cual no pudo anotar ante la salida de Rui Silva. Dicho esférico terminó en un saque de esquina que remató Carmona, pero que de nuevo finalizó con paradón del meta nazarí.

Para cerrar el partido, Álex Martínez trató de imitar el gol de falta que valió tres puntos ante el CF Reus con un lanzamiento que en esta ocasión terminaba en manos de Mariño. El Granada CF decía adiós al sueño del Playoffs en una temporada de la que habrá que reflexionar mucho.

El objetivo inicial no se ha podido lograr. Ni siquiera la zona privilegiada que otorga la posibilidad de disputar dos eliminatorias por retornar a la élite del fútbol nacional. Por tal razón, el partido ante el Cádiz CF será un mero trámite. Toca reflexionar profundamente y empezar a trabajar en la campaña 2018-2019, de la cual se conoce el descenso del Deportivo de la Coruña, la UD Las Palmas y el Málaga CF, así como el ascenso del RCD Mallorca y el Rayo Majadahonda.

FICHA DEL PARTIDO:

Real Sporting de Gijón: Mariño, Lora, (min 86 Jordi Calavera), Álex Pérez, Barba, Canella, Álex Bergantiños, Sergio Álvarez, Carmona, Rubén García, (min 66 Pablo Pérez), Jony, Santos, (min 83 Álex López)

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Chico Flores, Germán Sánchez, Álex Martínez, Raúl Baena, Alberto Martín, (min 65 Pedro Sánchez), Montoro, Machís, (min 77 Antonio Puertas), Espinosa, (min 73 Joselu), Adrián Ramos

GOLES: 1-0 min 18 Lora, 1-1 min 52 Germán Sánchez, 2-1 min 60 Barba

Árbitro: Díaz de Mera. Amonestó al local Santos (min 55) y a los visitantes Montoro (min 69) y Baena (min 75)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 41 de la Liga 123 17/18, celebrado en el estadio El Molinón ante 19.846 espectadores (Gijón)

Imagen: Twitter oficial de la Liga 123

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here