Una nueva oportunidad. Así se presentaba el partido que el Granada CF tenía que hacer frente ante la SD Huesca. El empate del Cádiz CF y del Real Zaragoza permitía a los pupilos de Pedro Morilla entrar de lleno en la lucha por los Playoffs de Ascenso a la élite del fútbol nacional siempre y cuando lograran superar a una SD Huesca que se encuentra en plena lucha por alcanzar posiciones de ascenso directo. Finalmente, el gato al agua se lo llevó un conjunto oscense que deja muy tocados a sus vecinos granadinos.

La expulsión de Víctor Díaz obligaba a realizar cambios en el once inicial. Sin embargo, lo que parecía un único cambio, se terminó convirtiendo en tres novedades destacables. En primera instancia, el propio Víctor era suplido por Quini. Por otro lado, la inseguridad de Javi Varas en las últimas fechas le abría la puerta de la titularidad a un Rui Silva que también se mostró nervioso en su cita ante la SD Huesca. Para cerrar los cromos planteados sobre el terreno de juego, Alberto Martín era de la partida para dar mayor libertad de movimientos a un Pierre Kunde que de esta manera adelantaba su posición.

Con los 22 protagonistas instalados sobre el césped, daba comienzo a un partido en el que el Granada CF salió con una marcha más. La importancia de la cita motivó a unos futbolistas visitantes que encerraron en campo propio a la SD Huesca. De esta manera, la primera opción de peligro llegó por la banda de Darwin Machís, el cual acertó a poner un balón atrás que no encontró rematador. Poco a poco el conjunto oscense fue recuperando su sitio sobre el terreno de juego, por lo que en el minuto 8, y tras un error defensivo visitante, el Cucho Hernández se plantaba sólo en el mano a mano ante Rui Silva. Por fortuna, la velocidad de Álex Martínez apareció en escena para cortar el avance del atacante colombiano.

Una vez más, la corpulencia del Cucho Hernández sería determinante para un nuevo acercamiento local. No obstante, sería su compatriota Adrián Ramos el encargado de abrir la lata cumplido el minuto 19 de partido. Dicha acción arrancó con una recuperación en campo contrario, la cual tras una breve circulación terminó en las botas de Machís. Una vez que el venezolano se adueñó de ese esférico, colgó un balón perfecto que Ramos alojó en la red oscense. A pesar de la importancia capital del 0-1, lo cierto es que parece que ser aficionado del Granada CF lleva consigo la decepción inmediata. Tan solo necesitó siete minutos la SD Huesca para lograr empatar. Una vez más, la falta de contundencia a la hora de defender jugadas a balón parado lastró a un equipo que observó como el Cucho Hernández devolvía la igualdad inicial al electrónico.

La reacción del Granada CF no se hizo esperar, y de las botas de Salvador Agra pudo anotar el 1-2. Sin embargo, del posible 1-2 se pasó al 2-1. Una nueva acción a balón parado permitió a Ferreiro encarar a un Machís que no está acostumbrado a ejercer en posiciones defensivas. Por tal razón, derribó sin miramientos a un futbolista oscense que celebraba por todo lo alto la pena máxima. Melero acertó y permitió a los suyos irse con una ligera ventaja al tiempo de descanso.

Ya en la reanudación, el guión cambió por completo. Al igual que en los primeros compases del envite, el cuadro nazarí salió con una marcha más en busca del empate. Sendas faltas laterales fueron rematadas por Chico Flores, pero la falta de puntería condicionó a un Granada CF que no le quedó más remedio que observar como ese balón se marchaba por encima del larguero. Sin embargo, cuando decimos que el guión cambió por completo, es porque aparecieron factores externos que favorecieron al equipo que se encontraba por encima en el marcador, que en esta ocasión era la SD Huesca. Un diluvio universal convirtió el terreno de juego en una piscina en la que unos y otros tenían muchas dificultades para controlar el esférico. Tal hecho benefició a los locales, puesto que el Granada CF era incapaz de encontrar oportunidades de gol. Los minutos pasaban como losas para un Pedro Morilla que sabía que podría estar viviendo sus últimas horas como entrenador de la primera plantilla del Granada CF.

La esperanza es lo último que se pierde. Eso es lo que debió pensar el técnico nazarí, que dio entrada en el terreno de juego a Rey Manaj, Peña y Pedro Sánchez. Todos ellos futbolistas ofensivos para revertir la situación. De igual manera, la lluvia impidió todo tipo de reacción. Es más, la opción de mayor peligro fue para la SD Huesca. González se aprovechó de una contra de los suyos para conectar un latigazo que envió a saque de esquina Rui Silva con un auténtico paradón. Por parte nazarí, y cuando el partido moría, Rey Manaj probó fortuna con un lanzamiento que despejó con una mano salvadora el meta oscense Remiro.

Nueva decepción para una parroquia rojiblanca horizontal que cada vez ve más difícil acceder a las primeras seis posiciones. Con la derrota, el cuadro nazarí cierra la jornada en octava posición con 55 puntos, tres por debajo de un CD Numancia que aún tiene que disputar su partido de esta fecha. Por consiguiente, malas noticias para un club que tiene que tomar decisiones.

FICHA DEL PARTIDO:

SD Huesca: Remiro, González, Pulido, Jair, Brezancic, Melero, (min 67 Luso Delgado), Aguilera, Ferreiro, (min 73 Akapo), Moi Gómez, (min 82 Sastre), Chimy Ávila, Cucho Hernández

Granada CF: Rui Silva, Quini, Chico Flores, Saunier, (min 62 Rey Manaj), Álex Martínez, Alberto Martín, Montoro, (min 62 Peña), Agra,(min 76 Pedro Sánchez), Machís, Kunde, Adrián Ramos

GOLES: 0-1 min 19 Adrián Ramos, 1-1 min 26 Cucho Hernández, 2-1 min 42 Melero

Árbitro: Valdés Aller. Amonestó a los locales González (min 32), Chimy Ávila (min 55) y Brezancic (min 61) y a los visitantes Álex Martínez (min 21), Ángel Montoro (min 31), Rey Manaj (min 71) y Quini (min 77)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 37 de la Liga 123 17/18, celebrado en El Alcoraz (Huesca)

Imagen: Twitter oficial de la Liga 123

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here