Tercera victoria consecutiva para un Granada CF Juvenil División de Honor que ha logrado lo que parecía un imposible: encadenar 8 jornadas seguidas sin conocer la derrota. De esos 8 partidos, 7 han finalizado con triunfo nazarí, mientras que solo el Antequera CF ha sido capaz de igualar a un Granada CF que se ha asentado en la zona noble de la tabla clasificatoria y que mira con optimismo hacia la parte alta; más si cabe al recibir en la próxima fecha a una UD Almería que ocupa la 5ª plaza con un punto más que los pupilos de Rafa Morales. Dichas estadísticas se incrementan si tenemos en cuenta el número total de equipos que conforman el grupo 4 de la Liga Juvenil División de Honor. Sin contar al cuadro rojiblanco, son en total 15 equipos, de los cuales 8 no han sido capaz de tumbar al Granada CF desde su última derrota ante el Real Betis Balompié.

En esta ocasión, el rival era una UD Tomares que llegaba a la cita en mitad de la tabla y con ganas de agradar a una afición que está disfrutando con la calidad técnica de un equipo que no tendrá problemas para salvar la categoría. Con los 22 protagonistas instalados sobre el terreno de juego, daba comienzo a un partido en el que los locales hicieron honor a su condición de local y salieron a por todas desde el primer instante. Los futbolistas rojiblancos iban sobre-avisados de que la UD Tomares saldría a por todas, beneficiándose de su frescura física. Por ello, el Granada CF optó por templar el juego y dejar pasar los minutos para frenar ese ímpetu sevillano. Sin embargo, lo que no se esperaban los visitantes era adelantarse tan pronto en el electrónico. Dicho gol fue obra de Manu Molina, futbolista que se aprovechó de un envío a la espalda sevillana para no perdonar y establecer el momentáneo 0-1. Tras dicho tanto, los pupilos de Rafa Morales se vinieron arriba, hasta el punto de gozar de un enorme dominio que por desgracia no se tradujo en una renta más amplia. Dos ocasiones de Adri Butzke y un remate de cabeza de Pepe al larguero fue el detonante de un primer acto en el que la UD Tomares no era capaz de hacer frente al dominio nazarí.

No obstante, hay una ley no escrita en el fútbol que dice que si perdonas lo pagas. Poco a poco, y en torno a la media hora de juego, los locales lograron estirarse un poco, y fieles a su fútbol directo, lograron cazar un rechace dentro del área para establecer el 1-1 en el minuto 38 de juego merced al tanto de Cordero. Por consiguiente, y a pesar del dominio visitante, 1-1 al descanso y mucho trabajo por delante para sacar tres puntos que se confirmaban que iban a ser muy complicados.

Ya en la reanudación, la UD Tomares volvió a salir a tumba abierta en busca de la remontada. Las palabras del técnico local surtieron efecto en un equipo que gozó de sus mejores instantes de todo el partido tras el comienzo de la segunda mitad. De hecho, y dos minutos después de volver de vestuarios, otro envío largo a la espalda granadina terminó en botas de un Mario que con un disparo colocado establecía el 2-1 momentáneo. El cuadro sevillano le daba la vuelta al partido y se acercaba a un triunfo fundamental.

En otras ocasiones, verse por debajo en el marcador habría acelerado el juego del Granada CF. Sin embargo, en esta ocasión, y fruto de la confianza que da llevar 7 jornadas seguidas sin conocer la derrota se calmaron los ánimos de un equipo visitante que aceptó el reto y se fue arriba en busca de la remontada. El desgaste físico de la UD Tomares también ayudó a este factor, puesto que las ayudas sevillanas ya no eran tan claras; hecho que se tradujo en la aparición por dentro de un Manu Molina y un Marcos que hicieron mucho daño con sus aperturas a banda. En una de esas acciones llegaría el tanto de la igualada. Marcos hacía el 2-2 con un mundo por jugar.

La intensidad nazarí no se redujo ni un ápice, y tras el empate, Cambil pudo anotar el gol de la remontada. Sin embargo, dicho honor recayó en un Adri Butzke que de cabeza anotaba el definitivo 2-3 a falta de 10 minutos para la conclusión del partido. Y digo diez minutos porque es tiempo suficiente para que la UD Tomares se volcara arriba. Sin embargo, la templanza granadina es digna de alabar, y no solo no dejó a los sevillanos reaccionar, sino que siguieron apretando en busca de más. Otro lanzamiento al larguero, así como un disparo de Carlos Martínez despejado sobre la misma línea fue el detonante de una batalla que finalizó con 2-3.

Importante victoria para un Granada CF Juvenil División de Honor, que de esta manera cierra la fecha en 6ª posición con 35 puntos, uno menos que la UD Almería (su próximo rival) y 2 menos que un Sevilla FC que ve peligrar su cuarta plaza ante el empuje nazarí. El duelo ante los almerienses será una batalla muy dura, pero los futbolistas rojiblancos están preparados para acrecentar la racha y prolongar el estado de ilusión que se ha instalado en la Ciudad de la Alhambra.

FICHA DEL PARTIDO:

UD Tomares: Maqueda, Pérez, Alfonso, Gella, Salado, Escudero, Nacho, (min 71 Joselito), Cordero, (min 74 Arana), Amaya, (min 79 Franco), Ramón (min 77 Arata), Mario

Granada CF: Sergio, Espínola, Castillo, Pepe, Mora, Juergen, Manu, (min 89 Vela), Cambil, Butzke, (min 89 Carlos Martínez), Marcos, (min 83 Neskes), Serralvo, (min 63 Styven)

GOLES: 0-1 min 6 Manu Molina, 1-1 min 38 Cordero, 2-1 min 47 Mario, 2-2 min 67 Marcos, 2-3 min 77 Adri Butzke

Árbitro: Francisco Javier Expósito. Amonestó a los locales Gella (min 21 y 84), Escudero (min 23) y al visitante Adri Butzke (min 64)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 18 de la Liga Juvenil División de Honor, celebrado en el Municipal de San Sebastián (Sevilla)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here