Hace justo una semana, se hablaba de que Pedro Morilla debía de afrontar una final ante la SD Huesca. Una victoria le ofrecía la oportunidad de seguir en el cargo, pero una derrota le condenaba a perder el puesto en una competición en la que no se perdonan los errores. Finalmente, los goles del Cucho Hernández y Melero sentenciaron a un técnico que tras anunciar su adiós, confirmó que seguirá en la parcela deportiva del Granada CF, y que como aficionado sólo espera lo mejor del club que tantas alegrías le ha dado en los últimos años.

Pedro Morilla ya es historia. Ahora toca mirar al futuro, y ese futuro ya tiene nombre y apellidos: Miguel Ángel Portugal Vicario. El 28 de noviembre de 1955 nacía en Quintanilla de las Viñas (Burgos), un técnico que a sus 62 años de edad afronta un reyo mayúsculo, el de devolver la ilusión a una afición que sólo conoce el sabor amargo del fútbol tras dos campañas catastróficas. No obstante, para todo aquel que no conozca la carrera profesional de este trotamundos del deporte rey, debemos destacar que su aventura en los banquillos dio comienzo en la temporada 96/97 como primer técnico de la Arandina CF. Tras una temporada en el conjunto arandino, el Real Madrid CF “C” acudía en su búsqueda, lo que le ofrecía la oportunidad de regresar a casa y formar parte de la prestigiosa “fábrica”. En el cuadro merengue permanece una campaña, hasta que en la temporada 99/00 decide cambiar la capital por la belleza de Toledo, ciudad en la que permanece durante tres meses. Por aquel entonces, el CD Toledo competía en la división de plata del fútbol español, pero una serie de malos resultados le costaron el cargo de un equipo que terminaría descendiendo.

4 años después, retornaría a los banquillos de la mano del Córdoba CF, antes de regresar por segunda vez a la capital para ejercer de primer técnico del Real Madrid Castilla. Tras su paso por el club merengue, Miguel Ángel Portugal hace las maletas para viajar hasta el norte de España. En esta ocasión, sería todo un histórico como es el Racing de Santander el que acudía en su búsqueda en sendas ocasiones (temporada 2006/2007 y 2009/2010). En primera instancia, el técnico burgalés comanda al cuadro santanderino durante 38 encuentros, logrando una meritoria décima plaza en la máxima categoría del fútbol español con 50 puntos y un balance de 12 victorias, 14 empates y 12 derrotas.

La campaña 2009/2010 comenzaba bajo la dirección de Juan Carlos Mandiá Lorenzo, el cual estuvo durante 10 partidos. Los malos resultados obtenidos por el Racing de Santander obligaron a la directiva a relevar al entrenador de la primera plantilla. El elegido sería Miguel Ángel Portugal. Bajo su mandanto, el conjunto santanderino lograría salvar la categoría tras cerrar el año en decimosexta posición con 39 puntos, tres más que un Real Valladolid que decía adiós a la élite.

A pesar de lograr el objetivo marcado por el Racing de Santander, los caminos del club cantabro y del técnico burgalés no se unirían más, al menos de momento. Por tal razón, y tras varios años de descanso, la siguiente parada fue América del Sur. En dicho emplazamiento, dirigió tanto al Bolívar La Paz (Bolivia) como al Clube Atlético Paranaense (Brasil), antes de regresar a España de la mano del Real Valladolid.

Tras finalizar la jornada 9 en descenso, Gaizka Garitano era destituido para iniciar la era Miguel Ángel Portugal, la cual se prolongó hasta la jornada 35. En aquel momento, el Real Valladolid se encontraba en 15ª posición con 45 puntos, 8 por debajo de la zona de Playoffs de ascenso y 7 por encima del descenso. La dirección deportiva del cuadro vallisoletano determinó que el objetivo deportivo no estaba siendo cumplido, por lo que decidió prescindir del técnico burgalés para buscar un revulsivo que no llegaría bajo el mandato de Alberto López Fernández.

Finalmente, y como última etapa de una larga carrera ligada a los banquillos, Miguel Ángel Portugal ha tenido la oportunidad de dirigir tanto al CS Constantine (Argelia) como al Delhi Dynamos (India). A sus 62 años, regresa al país que le vio nacer de la mano de un Granada CF que tiene como objetivo principal alcanzar mínimo la sexta plaza. Con 15 puntos por disputar, el conjunto nazarí se encuentra cuatro unidades por debajo de dicha posición, por lo que el reto es mayúsculo para un técnico que buscará ganarse el cariño de la parroquia rojiblanca horizontal desde el primer día.

La afición granadina siempre ha sido una amante del fútbol ofensivo. De igual manera, Miguel Ángel Portugal encuentra en el 4-3-3 ofensivo su formación preferida, lo que otorgará la posibilidad de jugar al ataque a un equipo al que la suerte le ha sido esquiva en los últimos partidos. El Granada CF no ha dicho su última palabra. El Granada CF sigue vivo, y de la mano de Miguel Ángel Portugal intentará lograr el ansiado ascenso.

Tu suerte es nuestra suerte. Ahora toca trabajar duro para recuperar a una plantilla que nos haga soñar de nuevo. Próxima parada: Rayo Vallecano.

Imagen: Eluniverso.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here