Tras una temporada decepcionante en el aspecto deportivo, el Granada CF 18/19 ya ha arrancado. El primero en llegar ha sido Álvaro Vadillo.

El futbolista nacido en Puerto Real (Cádiz) desembarca en la ciudad de la Alhambra tras una campaña en la que las lesiones no le han permitido mostrar todo su potencial en la SD Huesca, equipo que ha logrado ascender a la Liga Santander en el presente ejercicio. No obstante, se trata de un futbolista que destaca por su velocidad y desborde, por lo que será una pieza importante para un Diego Martínez que sabe de la importancia de jugar por fuera en una categoría tan exigente como es la división de plata del fútbol español.

23 años reflejan la juventud de Álvaro Vadillo. Sin embargo, su carrera deportiva en el ámbito profesional comenzó en el filial del Real Betis Balompié en la campaña 2012-2013. Dicha temporada el jugador gaditano disputó un total de 528 minutos repartidos en 7 partidos en Segunda División B. En dicha categoría Vadillo logró un tanto en la victoria del filial bético por 3-2 ante el Lucena CF. Sus buenas actuaciones en el filial verdiblanco no pasaron desapercibidas para Pepe Mel, el cual decidió alinear de inicio a Álvaro Vadillo en la vuelta de los 1/16 de final de la Copa del Rey ante el Real Valladolid. En dicho envite el cuadro sevillano goleó por 3-0 merced a dos asistencias del futbolista gaditano.

Poco a poco Vadillo fue haciéndose un hueco en los planes del primer equipo. Así pues, a partir de enero de la campaña 2012-2013 su sitio estuvo entre la primera plantilla del Real Betis Balompié. 13 partidos y 2 asistencias fue el balance de un futbolista que contribuyó a que el cuadro bético concluyera dicho curso en una meritoria séptima posición merced a un balance de 16 victorias, 8 empates y 14 derrotas.

Un año más tarde las cosas fueron mejor para el extremo izquierdo. 27 partidos, 2 asistencias y un gol para un futbolista que dejaba su huella a nivel europeo. Dicho tanto llegó en la fase de grupos ante el Vitoria de Guimaraes. No obstante, a nivel colectivo el Real Betis Balompié no funcionó y terminó cayendo a la división de plata del fútbol español. Ya en la Liga 123, el futbolista gaditano decidió quedarse en la capital andaluza y contribuir de primera mano al retorno del conjunto bético a la élite del fútbol nacional.

El deseo era ayudar desde el principio. Sin embargo, una lesión de larga duración truncó los planes iniciales de Álvaro Vadillo. El atacante gaditano no pudo competir hasta el mes de febrero, por lo que su bagaje en la campaña 2014-2015 se reduce a un total de 7 partidos y 1 asistencia. Aún así, el Real Betis Balompié demostró ser el equipo más regular de la Liga 123 y consumó un ascenso muy celebrado por toda Sevilla.

La temprana edad con la que llegó a la élite le condicionó hasta el punto de perder presencia con el paso de las temporadas. Por tal razón, el curso 2015-2016 no será de buen recuerdo para un Álvaro Vadillo que disputo un total de 5 partidos (3 en la Liga Santander y 2 en Copa del Rey). 251 minutos y un solo tanto ante el Real Sporting de Gijón en el partido de ida de la primera ronda eliminatoria de la Copa de su Majestad el Rey. Finalmente, y dada su poca participación en el cuadro sevillano, el futbolista gaditano decidió aceptar la oferta de la SD Huesca para tratar de recuperar sensaciones en la segunda categoría del fútbol nacional.

Los inicios no fueron los esperados para el extremo izquierdo. No obstante, todo cambió a partir de la jornada 7. Álvaro Vadillo se convertía en pieza fundamental de una SD Huesca que cerró la temporada en sexta posición. Dicha plaza clasificatoria concedía al conjunto aragonés la posibilidad de disputar la promoción de ascenso a la Liga Santander. Previamente el futbolista anotó un total de 7 goles a lo largo de toda la competición doméstica (UD Almería, CD Mirandés, Ucam Murcia, Córdoba CF (2), Sevilla Atlético y Elche CF).

Regresando al Playoffs propiamente dicho, la SD Huesca igualó en el partido de ida 2-2 ante el Getafe CF. Sin embargo, el ciclón azulillo fue muy superior en el partido de vuelta celebrado en el Coliseum Alfonso Pérez para cerrar los noventa minutos reglamentarios con un electrónico final de 3-0. Por tanto, el cuadro oscense permanecía una campaña más en la división de plata del fútbol español.

Todo iba sobre ruedas para el jugador gaditano. Por consiguiente, la ilusión por repetir sensaciones era una constante en una SD Huesca que mantuvo su confianza en Álvaro Vadillo. No obstante, un infortunio en forma de lesión cambió por completo sus planes. 21 partidos (12 de ellos como titular) y 6 asistencias para un total de 1061 minutos.

Como último apartado, cabe mencionar que Álvaro Vadillo ha competido en las categorías inferiores de la selección española. 8 encuentros con España sub 17, 7 partidos con España sub 19 y 5 envites más con la selección española sub 20 para un total de 2 goles. Tales estadísticas confirman la calidad de un jugador al que si las lesiones respetan va a hacer de la banda del estadio Nuevo Los Cármenes una autopista difícil de defender.

Adrián Castellano y Aarón Escandell renovaron hace unos días. Ayer mismo se confirmó la llegada de Álvaro Vadillo. Así pues, el Granada CF está trabajando a destajo para la planificación de una plantilla que tendrá que competir con numerosos equipos históricos en una Liga 123 que se antoja igualada y apasionante.

Imagen: Granada CF

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here